Print Friendly

Este es un día muy especial para el pueblo salvadoreño. Deseo transmitir la alegría y el agradecimiento de todo un país que está viendo concretados muchos sueños y proyectos de desarrollo.

Hoy, luego de un proceso minucioso y transparente, la Corporación Reto del Milenio y el gobierno de El Salvador nos reunimos para firmar un segundo convenio de donación de los Fondos del Milenio, mejor conocido como FOMILENIO II.

En nombre de nuestro gobierno y en representación del pueblo salvadoreño, agradezco al gobierno y al pueblo de Estados Unidos de América por su solidaridad. Agradezco a la Corporación Reto del Milenio por creer en El Salvador y en este gobierno.

Deseo agradecer la labor de la embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Mari Carmen Aponte, quien en todo momento mostró su respaldo y confianza  en el país para que este convenio se hiciera realidad.

Este convenio representa la unidad de esfuerzos realizados por diferentes actores con una visión de país. Es por ello que aprovecho la oportunidad para agradecer a las diputadas y diputados por todo el apoyo que han dado para lograr cumplir con diferentes reformas legales que eran necesarias para fortalecer nuestra institucionalidad en temas claves que nos colocan al nivel de los otros países de la región.

También quiero agradecer a los miembros del Consejo Nacional para el Crecimiento por el interés dedicado durante todo el proceso de formulación y negociación del FOMILENIO II, en el cual incluso interpusieron sus buenos oficios ante actores claves del gobierno de los Estados Unidos de América.

También agradezco y felicito al equipo formulador de FOMILENIO II de nuestro gobierno integrado por Salomé Martínez, coordinadora del equipo, Beatriz de Paúl, responsable del proyecto de Capital Humano, Carmen Aida Lazo, responsable del proyecto del Clima de Inversiones, Ronny Rodríguez, responsable del proyecto de Infraestructura, y Beatríz Barraza, especialista de género.

Este equipo formulador ha trabajado en estrecha coordinación con el equipo de la Corporación Reto del Milenio (MCC), a quienes hacemos llegar un reconocimiento especial por su participación activa en la formulación del FOMILENIO II. Espero le haga llegar, señor vicepresidente, este saludo a los demás integrantes de la Corporación por todo el respaldo y todo el apoyo que nos han dado.

Agradecemos de forma especial al gobierno del expresidente Mauricio Funes por su infatigable labor para que nuestro país alcanzara este segundo convenio.

Tal como lo anunciamos antes de asumir nuestro mandato, muchas oportunidades se están abriendo para El Salvador. Nuestra seguridad la sustenta esta transformación que comenzó hace cinco años, tiempo que nos ha permitido consolidar importantes avances sociales y económicos.

Ahora ha llegado el tiempo de profundizar los cambios conquistados. La dinámica de crecimiento económico, la competitividad global y el favorable ambiente de inversión que estamos desarrollando en nuestro país son bien evaluados y están dando resultados muy buenos.  Muestra de ello es el motivo que nos tiene reunidos este día.

Hablamos con propiedad y certeza al decir que nuestro país está avanzando. El Informe de Desarrollo Humano 2014, presentado recientemente en nuestro país, resalta el hecho de que somos el país que más ha crecido en desarrollo humano en las últimas dos décadas.

El Índice Global de Competitividad 2014-2015, elaborado por el Foro Económico Mundial, nos revela que hemos avanzado a un buen ritmo 13 posiciones. Esto gracias al mejoramiento de la infraestructura, de los indicadores de salud y en  las facilidades para hacer negocios que nuestro país ofrece a los inversionistas, entre otros.

Por si estos datos aún no terminan de despertar nuestras motivaciones, me es grato informarles que el Índice de Desempeño Logístico, elaborado por el Banco Mundial, ubica a El Salvador, en su edición 2014, en el lugar número 64. Hemos subido 29 posiciones entre 2012 y 2014. Ocupamos el primer lugar en Centroamérica.

Definitivamente creemos que este es un tiempo de profundización de los cambios. Tenemos de nuestro lado la posibilidad de acelerar el crecimiento de las empresas y al mismo tiempo de facilitar la creación de nuevos proyectos de emprendimiento.

Pero para acelerar el crecimiento económico, hemos entendido que es indispensable estar unidos. Ese es el elemento dinamizador del desarrollo incluyente que necesitamos. Por eso nuestro gobierno sigue liderando un gran acuerdo de país que nos permita cohesionar todas las fuerzas y avanzar juntos como un solo pueblo.

Podemos resumir el éxito alcanzado para este segundo convenio gracias a los siguientes factores: Una adecuada formulación de proyectos de desarrollo, el fortalecimiento del clima de inversiones, la consolidación del Estado de derecho y la suma de medidas concretas de parte de nuestro gobierno. En definitiva, nuestra aptitud y empeño para acceder a esta oportunidad de desarrollo.

Es importante resaltar que el FOMILENIO II es parte del Asocio para el Crecimiento que El Salvador tiene con los Estados Unidos de América.

Somos uno de los cuatro países en el mundo que cuentan con este acuerdo de cooperación. El objetivo de este asocio es contribuir al crecimiento económico del país por lo que FOMILENIO II representa una inversión estratégica en aquellos factores que más afectan al crecimiento.

FOMILENIO II es parte de esa ruta de desarrollo incluyente y sustentable que nos proponemos asegurar para El Salvador. La Corporación Reto del Milenio se dio cuenta de que somos un país que busca generar crecimiento económico y más oportunidades para el bienestar de sus familias.

Como todos saben, este segundo convenio de FOMILENIO II tendrá un impacto a nivel nacional, con algunas inversiones focalizadas en la franja costera marina del país, y cuenta con tres grandes proyectos: Clima de Inversiones, Capital Humano e Infraestructura Logística.

FOMILENIO II es una donación que consta de $277 millones. Este fondo tendrá una contrapartida adicional de $88.2 millones de parte de nuestro gobierno, de manera que contaremos con $365.2 millones para invertir en un plazo de cinco años.

En el proyecto de desarrollo del Capital Humano se invertirán $115.7 millones. Al respecto nos place informar al pueblo salvadoreño y a todos los presentes, que estamos listos para desplegar una serie de acciones en pro del mejoramiento de la calidad educativa.

Esta inversión se orientará en la ampliación de la Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno, un exitoso modelo educativo que incrementa las actividades extra curriculares de los alumnos y potencia aquellas aptitudes y destrezas como el deporte, la gastronomía, el arte y el desarrollo empresarial desde su educación básica hasta el bachillerato.

Alrededor de 400 escuelas se verán beneficiadas con dicho programa. Hablamos de 175,000 estudiantes que podrán finalizar su bachillerato. Esta inversión implica, además, el mejoramiento de la infraestructura escolar y la provisión de materiales y equipo educativo.

Es importante destacar que este proyecto impactará también en la calidad educativa  a nivel nacional. Ejemplo de ello es que mejorará la currícula educativa en las áreas como inglés, matemáticas, ciencias y tecnologías de la información. Otra buena noticia es que actualizaremos los planes de formación docente, y capacitaremos a más de 3,000 maestras y maestros.

Estableceremos el Sistema de Formación Técnica Profesional (SFTP) como un esfuerzo conjunto entre gobierno y sector privado, con el objetivo de orientar la formación técnica de acuerdo a las demandas del mercado laboral.

Para favorecer el clima de inversiones se destinarán $92.4 millones enfocados en dos importantes áreas:

En primer lugar, una mejora regulatoria. Esta favorecerá el clima de negocios mediante el establecimiento de un mecanismo institucionalizado al más alto nivel para la revisión, modificación o eliminación de trámites o procesos existentes a fin de hacerlos eficientes. Esta modificación del marco regulatorio se traducirá en menores tiempos y costos a los inversionistas para establecerse y operar en el país.

En segundo lugar, fortaleceremos la dinámica de asocios con el sector privado, lo cual nos permitirá desarrollar infraestructura y generar servicios a través de la participación de la empresa privada en conjunto con el gobierno. En este tema hay expresiones de interés de inversionistas grandes y pequeños, nacionales y extranjeros, dispuestas a trabajar.

Para que esto sea posible estableceremos un fondo denominado Apuesta por InversionES, el cual incentivará proyectos de inversión privada mediante la provisión de inversión pública necesaria para su desarrollo.

Actualmente, hay 13 potenciales proyectos de inversión privada que están siendo evaluados, producto de una convocatoria pública que se realizó en noviembre de 2012 y que ha seguido un proceso equitativo y transparente, con el apoyo de la MCC.

Esta respuesta del sector privado a la convocatoria realizada nos demuestra el interés por invertir en nuestro país.

FOMILENIO II además financiará asesoría especializada para el desarrollo de los primeros dos asocios público privados que el país desarrolle con la nueva ley aprobada por la Asamblea Legislativa.

Esta asesoría comprende el desarrollo de estudios, capacitaciones  y un plan de fortalecimiento institucional a la Gerencia de Asocios Público Privados en PROESA y al Ministerio de Hacienda, entre otras instituciones.

En cuanto a la infraestructura logística, la inversión será de $125.3 millones. En esta área, la ampliación de la carretera Litoral a cuatro carriles entre el aeropuerto Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Zacatecoluca, será un proyecto insignia.

Otra gran obra de infraestructura será la modernización del paso fronterizo El Amatillo, el cual aliviará la congestión del tráfico de carga y de pasajeros hacia Honduras. Con esta inversión se espera reducir el tiempo para cruzar la frontera.

Esta inversión es coherente con la promoción de la zona de paz y desarrollo del Golfo de Fonseca que nuestro gobierno, junto a Honduras y Nicaragua, lleva acabo.

En el primer discurso que ofrecí al país como Presidente de la República me comprometí a liderar una gran apuesta estratégica por la transformación productiva a través de la inversión en la movilidad, logística, transporte y puertos para el desarrollo del comercio.

A cuatro meses de aquel día tenemos la oportunidad de constatar que la viabilidad del pleno desarrollo de nuestro país es un hecho.

Son 75 municipios de la zona costera los que se verán directamente beneficiados con los fondos de FOMILENIO II. Pero los beneficios de este convenio alcanzarán a todo el país. Y todo el país agradece este respaldo que hoy recibimos en la gran tarea de generar bienestar a cada salvadoreña y salvadoreño.

Nos sentimos muy agradecidos con el gobierno de Estados Unidos por la confianza depositada en el gobierno de El Salvador y en la transparencia y la capacidad de nuestras instituciones. Es una clara muestra de las buenas relaciones entre ambos países, que nos proponemos seguir fortaleciendo.

La ciudadanía cuenta con el compromiso de mi gobierno de seguir trabajando con honestidad, transparencia y eficacia. Estos valores nos permitirán optimizar los recursos que hoy se ponen a nuestro alcance.

Muchas gracias a todos.