Print Friendly
  • El gobierno continúa este mes el proceso de focalización de los subsidios a la energía eléctrica y al gas propano, con el propósito de continuar beneficiando a las familias de bajos ingresos y sumar a aquellas que aún no reciben este beneficio y se compruebe que lo necesitan.

 

La focalización de los subsidios a la electricidad y al gas propano que hará efectivo este mes el gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén busca beneficiar a aquellas familias que, por su condición social, lo necesitan más, y excluirá a aquellas personas naturales y jurídicas que registran altos ingresos o son dueños de propiedades lujosas.

 

Así lo explicó hoy el vocero de la presidencia, Eugenio Chicas, al manifestar que el criterio para asignar el subsidio a la energía “no es solamente para quienes consuman menos de 99 kilovatios, sino para quienes lo merezcan”, por tener bajos ingresos económicos.

 

“En el país venía ocurriendo que lujosos ranchos de playa, ranchos de montañas, apartamentos en las colonias Escalón, en Santa Elena, gozaban del subsidio de la energía eléctrica, del subsidio del gas, del agua potable amparados en el hecho de que tenían bajo consumo”, dijo el portavoz del gobierno en la entrevista El Salvador Ahora.

 

Aseguró que los estudios realizados por el Ministerio de Economía revelan que había personas y empresas con altos ingresos económicos que eran beneficiarios de los subsidios, por lo que el gobierno inició un proceso de reordenamiento  para asegurar que esta ayuda  “la tengan quienes lo merecen”.

 

“Lo que se está haciendo es un ajuste, una limpieza de datos para efectivamente proteger a la gente pobre, a la gente que amerita la asistencia del Estado en distintas categoría como es el subsidio”, dijo.

 

Por su parte, el secretario técnico y de planificación, Roberto Lorenzana, explicó ayer en el mismo espacio de entrevistas que en lo que respecta  al gas propano, el subsidio se viene focalizando desde hace más de un año y se ha incrementado el número de beneficiarios, incluyendo familias de la zona rural.

 

“El porcentaje de personas subsidiadas desde la llegada de este gobierno era menor a 10%, ahora estamos superando el 30%. Ha habido un incremento de las personas del campo, estamos hablando de la gente de más bajo recursos y se ha limitado en aquellas personas que tienen niveles mayores de ingreso”, indicó Lorenzana.

 

Precisó además que el Ministerio de Economía está atendiendo a aquellas personas que por diferentes razones se vean afectadas con la exclusión de este beneficio.

 

“Si hubiese alguna persona que tiene realmente bajos ingresos y puede demostrarlo en los centros que atiende (el Ministerio de) Economía, puede reclamar y se hace la valoración in situ para ver si de verdad lo merece, no hay una actitud cerrada en ese sentido”, manifestó el secretario Lorenzana.

 

San Salvador, 13 de septiembre 2016.