Print Friendly

 El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, oficializó junto a otras autoridades nacionales y de Estados Unidos la entrada en vigencia del FOMILENIO II, un millonario convenio que estimulará también la inversión privada para contribuir a la erradicación de la pobreza.

“FOMILENIO II es parte fundamental en la ruta de desarrollo incluyente y sustentable para El Salvador”, destacó el mandatario en su discurso durante el evento que tuvo lugar en el campus central de la Universidad Don Bosco, en Soyapango.

En la ceremonia también estuvieron presentes la presidenta de la Asamblea Legislativa, Lorena Peña, y el presidente en funciones de la Corte Suprema de Justicia, Florentín Meléndez. Acudieron además la embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Mari Carmen Aponte;  la representante de la Corporación Reto del Milenio (MCC, por su sigla en inglés), Sara Crawford;  integrantes de la Junta Directiva de FOMILENIO II, funcionarias y funcionarios del gobierno.

Tras la lectura y el cruce de cartas de vigencia del convenio, a cargo de la representante de MCC y el secretario Técnico y de Planificación, Roberto Lorenzana –quien también funge como presidente de la Junta Directiva de FOMILENIO II– se oficializó la entrada en vigor de esta iniciativa, en la que El Salvador aporta $88 millones más $277 millones otorgados por Estados Unidos.

El mandatario hizo referencia a la importancia que este convenio tendrá en la zona costero marina (donde se centrará la inversión de FOMILENIO II) y para todo el país, a través de la ejecución de sus tres componentes: capital humano, infraestructura logística y clima de inversiones.

“Agradezco al pueblo y al gobierno de los Estados Unidos por la confianza depositada en nuestro país y brindarnos su respaldo. Ello corresponde al compromiso de nuestro gobierno con el desarrollo económico y social del país”, dijo el gobernante.

La embajadora de Estados Unidos, por su parte, felicitó los esfuerzos realizados por las distintas instituciones involucradas en la puesta en marcha del convenio, suscrito entre ambos países en septiembre de 2014.

“Tenemos el compromiso de hacer este trabajo bien hecho, los salvadoreños esperan y se merecen la realización de las oportunidades ofrecidas por este convenio”, sostuvo la embajadora Aponte.

El representante del sector privado en la Junta Directiva de FOMILENIO II, Roberto Murray Meza, también destacó la importancia de esta iniciativa para el futuro del país.

Con la entrada en vigencia del convenio “inician cinco años para sentar las bases para la transformación de este país, cinco años para crear condiciones de manera sostenible que nos ayuden a impulsar el crecimiento”, dijo el representante empresarial.

El mandatario salvadoreño detalló que las inversiones privadas que se desatarán gracias a los proyectos de FOMILENIO II no solo impulsarán el crecimiento económico del país, sino también contribuirá al desarrollo social.

“Nuestro gobierno está convencido de que la atracción de inversiones para el crecimiento económico no es un fin en sí mismo.  Esas inversiones y ese crecimiento deben permitirnos mejorar la calidad de vida de la población”, afirmó.

Hizo énfasis en los avances que ya se registran en la implementación de algunos de los proyectos enmarcados en este convenio, como la aprobación del manual del fondo especial denominado Apuesta por InversionES, el cual servirá para complementar con obra pública y de beneficio social inversiones privadas que se ejecuten en la zona costero marina.

Informó también que está por iniciarse el proceso de diagnóstico de los 45 Sistemas Integrados Educativos que fueron seleccionados para intervención de FOMILENIO II, y que significan ampliación de servicios educativos, capacitación docente, mejora de infraestructura y dotación de material y equipo para un total de 342 escuelas.

Indicó que los diseños para una de las obras más emblemáticas en cuanto a infraestructura logística, la ampliación y mejoramiento de la carretera el Litoral desde el Aeropuerto Monseñor Romero hasta Zacatecoluca, presenta un avance del 90%.

“La entrada en vigor de FOMILENIO II es signo saludable del trabajo que hemos emprendido para reducir la pobreza, para favorecer las inversiones e impulsar el crecimiento económico de nuestro país”, afirmó el gobernante.

San Salvador, 9 de septiembre de 2015.