Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén,  manifestó hoy  que el FOMILENIO II, que será firmado el próximo 30 de septiembre en San Salvador, es un respaldo a la dinámica de crecimiento sostenible que se está impulsando en el país para alcanzar el desarrollo.

En su programa Gobernando con la Gente, realizado desde la colonia La Cima, el mandatario agradeció las gestiones del secretario de Gobernabilidad y Comunicaciones, Hato Hasbún, y del secretario Técnico y de Planificación, Roberto Lorenzana, quienes sostuvieron esta semana una serie de reuniones en Washington para lograr la firma de esta donación.
Destacó que este programa, que se implementará en 5 años, contribuirá al desarrollo de la zona marítima y costera, pero para complementar algunos proyectos, sobre todo de infraestructura, se necesita la probación en la Asamblea Legislativa de unos préstamos ya autorizados por el BID.
“Si invertimos en infraestructura, si invertimos en recursos humanos y si invertimos en mejorar el clima de inversión el país va a poder desarrollar un crecimiento, ya no ese crecimiento lento que tenemos de 2,3, sino que podremos llegar a un crecimiento de hasta del 3 o el 4 por ciento, y eso significaría más empleos, más ingresos para educación, más ingresos para salud, más ingresos para apoyar a las mujeres”, dijo el gobernante.

“Tenemos una ruta de crecimiento  claro, tenemos un camino de futuro y de progreso que debemos de aprovechar”, resaltó el Presidente de la República.

Por su parte, el secretario Hasbún indicó que la visita que realizó a Estados Unidos, junto al secretario Lorenzana, fue la “última fase” de un proceso que ha llevado el país para recibir estos fondos.

La próxima firma del segundo compacto del FOMILENIO “es una muestra de la confianza que se le tiene a este país y a este pueblo para impulsar el desarrollo”, dijo el funcionario.

Además, “es una expresión” de que la política exterior de El Salvador se impulsa “pensando en el desarrollo de todos y todas”.

Remarcó que, a nivel técnico, las carpetas de los proyectos no han presentado ninguna modificación gracias a su buena formulación, y más allá de la calidad del diseño del proyecto la aprobación refleja que hay una gran disposición por las acciones concretas del gobierno “para garantizar acuerdos con todos los sectores, pero acuerdos que beneficien a toda la población, no solo a un núcleo”.

Además, reflejan la confianza de Estados Unidos en el manejo transparente y eficiente de los recursos y que los mismos están orientados a favorecer el desarrollo y el combate a la exclusión social.

El secretario Hasbún explicó que el FOMILENIO II beneficiará a 73 municipios de 9 departamentos de la zona costera del país con proyectos que tendrán un financiamiento de 277 millones de la MCC y 88,2 millones que aportará El Salvador.

Enfatizó que algunos de los principales proyectos favorecerán con la mejora de la calidad educativa a unos 110 mil estudiantes, entre séptimo grado y bachillerato; se apoyará una reforma curricular y se dará prioridad especialmente al desarrollo en las áreas de matemática, ciencia y tecnologías de la información.

Asimismo, se favorecerá la formación permanente de más de 3 mil maestros y maestras, y se establecerá un sistema de formación técnica profesional para mejorar las oportunidades de la juventud.

Además, se realizarán mejoras en infraestructura, se invertirán fondos en nuevos emprendimientos y se fomentarán los asocios públicos privados, dijo el secretario Hasbún.

San Salvador, 20 de septiembre de 2014.