Print Friendly

El Fondo Social para la Vivienda (FSV) avanza en su proceso de mejorar la calidad de los servicios que brinda a la población, con la inauguración de un nuevo edificio, mayor agilidad en las ventanillas de atención y dando más facilidades para el otorgamiento del crédito, incluso a los salvadoreños y salvadoreñas que residen en el exterior.

 

Durante el programa Gobierno Informa, el titular del FSV, Tomás Chévez, dijo que el nuevo edificio de Usos Múltiples, inaugurado esta semana por el presidente Salvador Sánchez Cerén, “nos va a permitir ampliar algunas áreas que era necesario descongestionar” para “que podamos servir de una mejor manera a nuestros usuarios”.

 

El edificio se construyó con una inversión de $4,2 millones y cuenta con un salón de usos múltiples, un comedor para los empleados, áreas de oficinas, área para el archivo general, un almacén, oficinas de administración de documentos, estacionamiento para empleados y una bodega. Además, se construyó una pasarela privada que lo une con las oficinas centrales del FSV para resguardar la seguridad de los empleados y usuarios.

 

En la entrevista, el presidente del FSV también resaltó que recientemente la Junta Directiva de la institución autorizó aumentar el tiempo de trabajo del personal que atiende las ventanillas, con el propósito de tener un servicio más ágil.

 

“Habían tres turnos, los jóvenes trabajaban seis horas nada más, y gracias a Dios la Junta Directiva tomó a bien nuestra propuesta de ampliar los horarios a 8 horas laborales para cada trabajador que atiende ventanilla y eso nos va a permitir mantener mayor cobertura y ampliar un poco los horarios”, dijo el funcionario.

 

Explicó que los servicios de ventanilla se extienden desde las 07.00 a.m. hasta las 5.30 p.m. sin cerrar al mediodía, mientras que los servicios administrativos se realizan desde las 08.30 a.m. hasta las 04.30 p.m.

 

El titular explicó que el Fondo continúa enfocado en dar soluciones de vivienda digna a las familias con más bajos recursos, pero también se han aumentado los créditos hasta 125.000 dólares con el objetivo de beneficiar a la clase media del país.

 

Asimismo, se impulsa una línea de crédito para que la diáspora pueda adquirir casas en El Salvador, un servicio del cual pueden obtener información llamando gratuitamente al número telefónico 18443570715 desde Estados Unidos.

 

A través de este programa denominado “Vivienda Cercana” el FSV ha otorgado 1.226 créditos con un monto superior a los 29 millones de dólares a compatriotas que residen en el exterior para beneficiar a sus familias, dijo el funcionario.

 

Chévez también indicó que no se utiliza, como en el caso de la banca comercial, el mecanismo de ofrecer al principio tasas de interés bajas y luego subirlas hasta “alcanzar la rentabilidad”, pues el FSV es una institución que trabaja desde una función social.

 

En este sentido, explicó que la población puede acceder en el Fondo a créditos con tasas que van desde el seis por ciento de interés, en el caso de viviendas de interés social para créditos de hasta 31 mil dólares, y reiteró que actualmente también se atiende al segmento de la clase media con préstamos de hasta 125.000 dólares.

 

En el Fondo Social tenemos líneas diversas, compra de vivienda nueva, compra de vivienda usada, compra de lote, construcción de vivienda, remodelación de vivienda y la línea de Vivienda Cercana para los hermanos en el exterior”, expresó el titular.

San Salvador, 30 de agosto de 2014.