Print Friendly, PDF & Email
  • Los últimos percances producto de las lluvias se han registrado en la zona occidental y central del país. Las comisiones comunales y municipales de Protección Civil se mantienen activadas en los municipios con alerta amarilla y en apresto en los que mantienen alerta verde.

Titulares de instituciones que forman parte de la Comisión Nacional de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres se trasladaron este miércoles a la zona suroccidental del país para verificar de primera mano la atención brindada a las poblaciones afectadas por las precipitaciones registradas en el territorio nacional, concentradas en las últimas horas en aquella región.

“Producto de las lluvias de ayer tuvimos una precipitación bastante fuerte en la zona occidental, incluyendo el departamento de La Libertad, Sonsonate y Ahuachapán”, aseguró el ministro de Gobernación y Desarrollo Territorial, Aristides Valencia, quien también es presidente de la comisión.

El ministro se trasladó al albergue habilitado en las últimas horas en el Complejo Educativo Hacienda Metalío (Acajutla), donde se encuentran albergadas 237 personas que se vieron afectadas por las inundaciones registradas por las lluvia del martes por la noche.

“Estamos constatando toda la situación del albergue, cómo se ha estado atendiendo a la población desde el punto de vista de salud, la atención psicosocial, el tema de los alimentos y hemos confirmado la adecuada atención de las familias”, aseguró el ministro.

“Hay coordinadores de las comisiones comunitarias [de Protección Civil] encargados de cada una de las comunidades, que están organizadas por bloques según la comunidad y eso facilita la atención y también fortalece los lazos de solidaridad entre las familias”, añadió.

Las autoridades mantienen activa una alerta amarilla en 43 municipios y alerta verde en los restantes 219, debido a una baja presión que afecta principalmente la zona costera del país. El ministro informó que debido a las tormentas que se registraron la semana pasada a nivel nacional -influenciadas por el huracán Michael- la humedad en el suelo ha generado una situación de vulnerabilidad ante este nuevo fenómeno.

El viceministro de Políticas de Salud, Eduardo Espinoza, aseguró que en las últimas horas se han cerrado casi todos los albergues de la zona oriental, habilitados durante la alerta de la semana anterior, debido a que las condiciones de riesgo han disminuido en las comunidades que fueron afectadas.

Sin embargo, detalló que nuevos albergues han sido habilitados ante el nuevo sistema de lluvias, principalmente en la zona central y occidental en municipios como Jicalapa, Chiltiupán, Puerto de La Libertad, Tamanique Y Zaragoza.

“En todos hemos estado verificando las condiciones de salud”, afirmó el viceministro, quien detalló que se han atendido casos de infecciones respiratorias y dermatológicas, sin registrarse brotes de diarrea o infecciones epidémicas.

El director general de Protección Civil, Jorge Meléndez -quien realizó un recorrido por distintos puntos del departamento de Sonsonate para verificar el estado de puentes y otras obras de infraestructura-, aseguró que producto de los dos fenómenos registrados (el de la semana anterior y el actual) aun se mantienen activos 13 albergues en los cuales se está brindado atención a 626 personas.

El ministro Valencia calificó de “muy buena” la actuación del Sistema Nacional de Protección Civil frente a las alertas registradas por las lluvias en las últimas semanas.

“Estamos precisamente en estos momentos haciendo una evaluación de daños para identificar cuales son todas las afectaciones, no solamente en la cotidianeidad de las personas sino también en la infraestructura. Luego de hacer la evaluación vamos a poder determinar qué se necesita en la parte de rehabilitación”, señaló.

San Salvador, 17 de octubre de 2018.