Print Friendly

 

El Salvador no ha sido incluido en ninguna lista negra o sancionado de alguna forma por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), aseguró hoy la ministra de Trabajo, Sandra Guevara, al responder a la postura y declaraciones emitidas por dirigentes de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) e informaciones difundidas por varios medios de comunicación.

 

“La OIT no está estableciendo ninguna sanción para el país”, indicó la funcionaria contundentemente en una conferencia de prensa realizada en Casa Presidencial.

 

Aseguró que el organismo mundial no ha realizado observaciones por un supuesto incumplimiento de convenios, sobre las cuales se han basado las afirmaciones de ANEP; más bien, indicó que brindó algunas conclusiones sobre el informe de cumplimientos de convenios presentado por El Salvador en la sede de la OIT en Ginebra, Suiza, a principios de mes.

 

Por su parte, el secretario de Comunicaciones, Eugenio Chicas, reiteró en la misma conferencia que el gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén mantiene “una  enorme preocupación por  salvaguardar, promover y ampliar las relaciones con el mundo laboral”.

 

“Nosotros tajantemente rechazamos los  señalamientos de ANEP, respecto a que  haya represión o exista un tensionamiento” con el sector laboral, expresó el vocero del gobierno, al reiterar que en esta administración se han creado espacios y mecanismos reales de diálogo y entendimiento con diversos sectores sociales, entre ellos los trabajadores.

 

Añadió que se ha facilitado desde el Ministerio de Trabajo “que nuevos sindicatos  surjan en distintas áreas, no solo gubernamentales, sino del país en general”.

 

“Este gobierno ha promovido las más  amplias libertades sindicales que la ley permite, que la Constitución regula”, expresó el secretario Chicas.

 

La titular de Trabajo también aclaró que la OIT no enviará ninguna misión al país para evaluar los supuestos incumplimientos; sin embargo, aseguró que el organismo ha ofrecido cooperación técnica para impulsar reformas a la legislación laboral salvadoreña con el fin de garantizar el pleno cumplimiento de los convenios suscritos por El Salvador.

 

“En ningún momento el país tendrá una misión de contacto directo, porque el ofrecimiento de la OIT es contar con una cooperación técnica, la cual vamos a atender”, dijo la funcionaria.

 

Algunas de las áreas en las que habrá contribución técnica son lo relacionado al derecho a huelga, reformas planteadas a la Constitución, el Código de Trabajo y la Ley de Servicio Civil, puntualizó.

 

Indicó además que el gobierno no ha incumplido la legislación salvadoreña en lo relacionado a la conformación de entidades tripartitas junto al sector laboral y empresarial, tal y como lo señala la ANEP.

 

Aseguró que, por el contrario, desde la administración anterior, continuando con la actual, se han impulsado reformas para democratizar y garantizar la participación en estos espacios.

 

Aclaró también que la conformación de la Comisión Presidencial para Asuntos Laborales, instruida por el presidente Sánchez Cerén, no representa una violación al principio de negociación tripartita en temas laborales.

 

“No es una representación tripartita, por la tanto esta comisión seguirá establecida (…) El Presidente de la República ha tenido a bien atender esa petición (del sector laboral) para escuchar, en el marco del diálogo, cuáles son sus opiniones, sus propuestas”, dijo la ministra.

 

Añadió que la conformación de dicha instancia de diálogo no tiene nada que ver con el trabajo del Consejo Superior del Trabajo (CST), conformado por representantes de los tres sectores.

 

Indicó además que el gobierno buscará una solución al mecanismo de elección de los representantes sindicales en el CST, los cuales no han sido elegidos debido a falta de acuerdo en el sector, que goza de autonomía en esta decisión.

 

San Salvador, 25 de junio de 2015.