Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, informó hoy que el gobierno ha adoptado distintas medidas con el fin de contrarrestar la subida de precio del frijol rojo causada por el efecto negativo derivado de la especulación y para evitar la escasez del grano ante la posibilidad de que las cosechas sean afectadas por sequías relacionadas al fenómeno de El Niño.

“Hemos girado orientaciones a la Defensoría del Consumidor para combatir el acaparamiento, para evitar que se eleven los precios, fundamentalmente del maíz y el frijol que son la dieta fundamental de nuestra población”, dijo el mandatario en conferencia de prensa en Casa Presidencial.

Agregó que la cosecha de 2013-2014 fue de 2.6 millones de quintales de frijol y la demanda es de 2.4 millones, lo que implica que hubo una producción mayor que el consumo.

Sin embargo, ante el impacto que estarían generando posibles prácticas de acaparamiento y la especulación de los precios en el mercado, el gobierno dio la orden de importar más de 198 mil quintales de frijol rojo.

El jefe de Estado afirmó que también se están adoptando medidas con el fin de disminuir los efectos que podrían ocasionar las sequías en agosto, como la compra de 10 mil quintales de semillas de maíz, frijol y sorgo, que implicaría una inversión de 4.6 millones de dólares.

“Aquellas familias que salgan afectadas, les vamos a entregar las semillas, les vamos a entregar todos los insumos para que vuelvan a producir, es decir que estamos focalizando donde pueda estar el impacto y tomando también medidas”, manifestó el mandatario.

A partir de hoy 7 de julio de 2013, los ministerios de Economía y de Agricultura y Ganadería, en coordinación con la Defensoría del Consumidor y la Superintendencia de Competencia, adoptaron una serie de medidas temporales de carácter urgente con el objetivo de atender el efecto negativo derivado de la especulación de precios en el frijol rojo.

Las dependencias del gobierno han informado al Consejo de Ministros de Integración Económica (COMIECO) de la aprobación para la  importación de un contingente de frijol rojo en grano por un volumen de 9,000 toneladas métricas, equivalente a 198,414 quintales, el cual estará vigente hasta el 31 de octubre de este año.

Esta vigencia de la importación del contingente ha considerado el período de la cosecha del frijol rojo de este año a fin de evitar distorsiones en el precio interno de los productores nacionales. Otros países de la región como Honduras, Nicaragua y Costa Rica también han tomado acciones similares para paliar el alza de los precios del grano, informaron.

Asimismo, el Ministerio de Agricultura y Ganadería ha evaluado la posibilidad de efectuar una compra  directa del producto al más corto plazo, a fin de ponerlo a la venta en el mercado salvadoreño a precios favorables para los consumidores y consumidoras.

También con el apoyo de la Policía Nacional Civil y de la Fuerza Armada de El Salvador se vigilarán los puntos ciegos de las zonas fronterizas para evitar que el frijol rojo sea llevado ilícitamente a países vecinos.

San Salvador, 7 de julio de 2014.