Print Friendly
  • El Ejecutivo urge a los diputados y diputadas del Congreso, en especial a los  de la oposición, a brindar su respaldo a empréstitos por cerca de $500 millones para echar a andar proyectos  de inversión que son vitales en la ruta de desarrollo social y económico.

 

Al menos seis proyectos que abonarán al desarrollo económico y social de El Salvador están en riesgo de no ejecutarse si no se aprueban en la Asamblea Legislativa los empréstitos con los cuales serán financiados, advirtió este martes el secretario de comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas.

 

“Hay un conjunto de préstamos que están en lista de espera de aprobación en la Asamblea Legislativa, todo gira por un monto estimado de unos $495 millones y  todos son recursos que están abocados a la inversión pública para el desarrollo”, aseguró el vocero  presidencial en el programa El Salvador Ahora, transmitido por Televisión de El Salvador y Radio Nacional.

 

“Ojalá haya en este caso reflexión desde la oposición”, enfatizó el secretario, pues dichos préstamos necesitan de 56 votos (mayoría calificada) para ser avalados en el Congreso.

 

Precisó que de los $495 millones pendientes de aprobación, $115 millones están destinados al Programa de Mejoramiento del Corredor Pacífico Mesoamericano, con el cual se ejecutarán obras en más de 70 kilómetros de vías de vital importancia para la movilización del comercio y de personas, un proyecto asociado a la ejecución de FOMILENIO II.

 

“Los $115 millones están abocados para seguirle aportando a la infraestructura vial del país, sobre todo a la plataforma logística, eso en el futuro inmediato repercutirá en más y mejores empleos, en desarrollo económico, en facilidades para mayor inversión”, dijo el secretario.

 

Dicho préstamo, otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), está pendiente de ratificar desde hace más de un año. El mismo vencerá el próximo 15  de agosto, luego que se concediera una prórroga de un mes tras su vencimiento el pasado 15 de julio.

 

Otros $170 millones, provistos también por el BID, servirán para fortalecer el sistema de salud pública, con obras que incluyen la construcción de dos nuevos hospitales: un nuevo Hospital Rosales (el principal nosocomio de tercer nivel en el país) y un hospital de referencia para la zona norte del departamento de San Salvador.

 

El funcionario también enfatizó  que otros $30 millones financiados por el BID servirán para construir tres nuevas sedes de Ciudad Mujer en Chalatenango, Sonsonate y La Unión.

 

“Esto es fundamental porque no es concebible el desarrollo en este país sino integramos plenamente a las mujeres con ventaja en la sociedad”, señaló el vocero gubernamental.

 

También se suman a la cartera de préstamos pendientes de aprobación $30 millones, negociados con España, destinados al  Programa de Caminos  Rurales y Mejora de Caminos que beneficiará a 22 municipios; $100 millones otorgados por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para fortalecer y modernizar la Policía Nacional Civil y financiar el programa de seguridad ciudadana; y $50 millones provistos por Japón, un crédito que servirá para asegurar fondos de reserva en caso de emergencias y desastres.

 

San Salvador, 9 de  agosto de 2016.