Print Friendly
  • La Asamblea Legislativa aprobó en 2015 una reforma al artículo 113 de la Ley General de Educación para regular la venta de comida chatarra en los centros escolares.

 

El Ministerio de Educación ya cuenta con el reglamento que le permitirá regular el tipo de alimentos que se venden en los diferentes centros escolares, públicos y privados del país, en cumplimiento a la reforma al artículo 113 de la Ley General de Educación aprobada por la Asamblea Legislativa en 2015.

 

“Ya estamos arribando a dos años de aprobación de esta normativa; desde aquel momento quedó pendiente la reglamentación.  Hoy ya el Ministerio de Educación ha podido arribar a una manera de reglamentación que permitirá la ejecución de esta normativa”, dijo el secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas.

Y es que estudios recientes del Ministerio de Salud revelan un grave incremento de la obesidad infantil, así como la presencia de otras enfermedades relacionadas al consumo excesivo de grasas y azúcares.

 

Es por ello que el Estado consideró necesario regular el tipo de alimentos que se comercializan dentro de los cafetines de los centros escolares del país, con el propósito de garantizar una alimentación más saludable que se traduzca en la prevención de enfermedades.

 

“La nutrición saludable puede incluso ser más económica, si se sabe administrar. El interés que tenemos es que esto se tome en cuenta. El criterio es que nuestros niños, nuestras niñas se nutran mejor, sean más saludables, sean más fuertes y no enfrente dificultades desde el punto de vista de salud”, dijo el secretario.

El vocero de Casa Presidencial destacó además la necesidad de que la población docente y los mismos padres de familia asuman un papel activo en lo que respecta a la supervisión de la comida que ingieren los estudiantes.

 

“El Ministerio de Educación ya está en la fase de la reglamentación y tiene que ser el mismo debate de este tema el que debe de propiciar que los centros educativos, los negocios dentro de esos centros educativos, padres y madres de familia estén conscientes de la responsabilidad que tenemos de que nuestros hijos, nuestras hijas crezcan más saludables, crezcan más fuertes, en mejores condiciones y eso obviamente tiene que ver con la nutrición”, dijo.

 

Asimismo, resaltó la necesidad de fomentar en los niños y niñas las prácticas deportivas, que, aunado a una buena alimentación, les garantizará un estado más saludable.

 

“Creo que la familia salvadoreña, las instituciones, la sociedad en su conjunto, debemos de asumir con preocupación generarles un entorno nutricional saludable a nuestros hijos, a nuestras hijas, debemos cambiar nuestros hábitos, el ejercicio, comer saludable, velar por la calidad de los alimentos, debe de ser un tema no solo de gobierno sino también un tema de la sociedad en su conjunto”, acotó el portavoz del gobierno.

 

San Salvador, 14 de marzo de 2017.