Print Friendly

El gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén proyecta, sobre una base realista, que el país alcance un crecimiento económico del 2.6% en 2015, a través del impulso de diversas estrategias orientadas a incrementar sostenidamente la inversión pública y  las nuevas inversiones privadas que iniciarán el próximo año, elevando de esta forma la productividad,  la generación de empleo y mejorar las condiciones de vida de la población salvadoreña.

En este sentido, a través de las distintas carteras de Estado se están implementando proyectos estratégicos como la Política de Fomento, Transformación y Diversificación Productiva, orientada a sectores con alto potencial como el textil, químico, plástico, la aeronáutica, la electrónica, los servicios empresariales a distancia, la agroindustria, entre otros.

Asimismo, el segundo convenio con la MCC (FOMILENIO II) por $365.2 millones, que incluye una donación de $277 millones de Estados Unidos y una contrapartida del gobierno salvadoreño de $88.2 millones, es una de las principales estrategias de desarrollo económico que impulsará el Ejecutivo.

La atracción de inversiones privadas es otra de las grandes apuestas para lograr el crecimiento económico, así como la diversificación de la matriz energética basada en fuentes renovables y en gas natural con el objetivo de reducir la dependencia de energía térmica y abrir paso a nuevas fuentes limpias y económicas.

De igual forma, destaca la implementación de la estrategia integral de movilidad  y logística a nivel regional que mejorará la conectividad a través de la renovación de pasos fronterizos y la construcción de nuevas vías.

El Programa de Anual de inversión también contempla  el Asocio para el Crecimiento, las alianzas público-privadas, la modernización y ampliación del Aeropuerto Internacional de El Salvador Monseñor Oscar Arnulfo Romero, la concesión de la terminal portuaria en La Unión, entre otros.

La inversión pública de 2015 incluye además el programa de transporte del Área Metropolitana de San Salvador, el proyecto de apoyo a la agricultura familiar, el programa integrado de salud, el programa de reducción  de la vulnerabilidad en asentamientos urbanos precarios, proyectos de mejora en la calidad de la educación, expansión de la central hidroeléctrica 5 de noviembre, entre otros.

De acuerdo al Banco Central de Reserva (BCR), estos proyectos y programas redundarán en la expansión de la demanda interna y en la sustitución de importaciones a través de la ampliación de cadenas de valor y ganancias de productividad.

El crecimiento del PIB de 2.6% en 2015 estaría liderado por la dinámica de la Inversión Total que se estima crecerá 6.0% y por el Consumo Total que aumentará 2.3%, la primera asociada a las nuevas inversiones y la continuidad en la ejecución de proyectos iniciados el año anterior, y el segundo por el gasto que realiza el Sector Hogares enfocado a la recuperación de las remesas familiares observada en 2014 y que se espera sigan esa tendencia durante el próximo año.

San Salvador, 29 de septiembre de 2014.