Print Friendly
  • En recientes declaraciones el presidente del Banco Azul instó al gobierno a continuar promoviendo un diálogo sincero con todos los sectores y a crear leyes adaptadas a las necesidades del país, temas que son prioritarios en el Gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén.

El secretario de  Comunicaciones, Eugenio Chicas, calificó hoy como positivas y muy atinadas las recientes declaraciones del presidente del Banco Azul, Carlos Araujo, pues las mismas armonizan con la voluntad del Ejecutivo de continuar fortaleciendo los mecanismos de diálogo y entendimiento con los diferentes sectores.

 

Al ser consultado sobre el tema en la entrevista El Salvador Ahora, el funcionario no solo dio un espaldarazo a lo dicho por el empresario, sino que también manifestó que estas declaraciones tienen un mérito especial al provenir de un banco “conducido por salvadoreños”.

 

“Contamos con una banca muy sana, muy fortalecida, muy exitosa, y en ese sentido como Gobierno tenemos muy buenos mecanismos de comunicación con estos sectores financieros, incluido este nuevo banco que tiene el prestigio de ser un banco de capital nacional, le tomamos la palabra como Gobierno y de hecho ya estamos profundizando esos mecanismo de diálogo”, dijo el vocero de Casa Presidencial.

 

El secretario Chicas manifestó que la administración del presidente Salvador Sánchez Cerén se ha caracterizado por impulsar espacios de entendimiento con todos los sectores sociales.

 

“Por otro lado, también tenemos diálogo con los industriales, en este periodo que recién terminó hemos crecido en aéreas que son estratégicas para la economía nacional como el textil, en eso hay un buen diálogo, con la Asociación Salvadoreña de Industriales mantenemos muy buena comunicación”, expresó el funcionario.

 

Asimismo, aseguró que se promueve un trabajo decidido por garantizar  seguridad jurídica al país, prueba de ello son las diferentes iniciativas de ley impulsadas por el Ejecutivo y que han logrado la aprobación de la Asamblea Legislativa.

 

San Salvador, 5 de enero de 2016.