Print Friendly

 

Las pérdidas que la sequía ha provocado en los cultivos no han generado un desabastecimiento en el mercado de granos básicos, el cual dispone aún de las existencias de la pasada cosecha, aseguró hoy el secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas.

 

Entrevistado esta mañana en radio YSKL, el funcionario indicó que este abastecimiento no da lugar a especulaciones y aumento de precios en ambos productos básicos en la dieta salvadoreña.

 

“Consideramos que no es razonable, no es sustentable un encarecimiento en los precios de los productos de la  canasta básica, de maíz y frijol,  en este momento, ¿por qué razón? Porque la cosecha que estará ausente en el mercado es la que todavía no se ha levantado”, afirmó el secretario.

 

“No hay desabastecimiento porque la cosecha, o el 32% de la cosecha que hemos perdido hasta hoy, es de una cosecha que aún no se recoge”, acotó el funcionario, que aclaró que ese porcentaje de pérdidas corresponde a los cultivos de maíz.

 

Precisó que el presidente Salvador Sánchez Cerén giró instrucciones al Ministerio de Agricultura y Ganadería para habilitar un contingente de importación de maíz y frijol, que permita garantizar el abastecimiento para la presente cosecha, que comienza a recogerse en agosto.

 

Son 300 mil quintales de maíz y 12 mil de frijol los que conforman dicho contingente, informó el mandatario salvadoreño el pasado sábado en su programa Gobernando con la Gente.

 

El secretario Chicas detalló que el jefe de Estado ha sostenido reuniones con distintas gremiales de productores agrícolas y representantes de la agroindustria, a quienes se presentó la evaluación del Gabinete de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad sobre la sequía para coordinar las acciones que se tomarán.

 

“El presidente Sánchez Cerén ha tomado medidas activas con agricultura (…) se van a desarrollar alrededor de siete grandes distritos de riego con la finalidad de procurar la productividad del país, la generación de alimentos en el país”, dijo el secretario, al indicar que para este proyecto se invertirán más de $70 millones.

“La respuesta es esa, tenemos que apostarle a la ciencia, a la tecnología, a poder desarrollar en el país ya no solo agricultura sino agroindustria, y eso lo que exige es tecnificación de la parte agrícola”, afirmó.

 

Agregó que la Defensoría del Consumidor mantiene una supervisión periódica en más de 125 plazas de venta para garantizar que no existan aumentos injustificados en los precios del maíz y frijol.

 

Afirmó, en este contexto, que si los aumentos injustificados persisten, el Ministerio de Agricultura ha analizado la posibilidad de presentar a la Asamblea Legislativa un mecanismo de regulación con precios mínimos y precios máximos, mecanismo que hoy por hoy, aclaró, no se ha desarrollado.

 

San Salvador, 20 de julio de 2015.