Print Friendly, PDF & Email
  • Las acciones de atención y prevención se han enfocado en las zonas central y occidental, específicamente en los departamentos de La Libertad, Sonsonate y Ahuachapán.

Ante el fenómeno lluvioso que está afectando el territorio nacional, el Gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén continúa ejecutando acciones en las zonas afectadas, garantizando la atención en salud, alimentación y seguridad de la población.

De acuerdo con el ministro de Gobernación y Desarrollo Territorial, Arístides Valencia, desde  ayer se han traslado familias hasta los albergues habilitados en Ahuchapán y Sonsonate, y se han realizado más visitas para constatar que estas familias reciban la atención necesaria.

“El día de hoy además de la evacuación hemos venido a constatar  la situación de los albergues, así como la infraestructura de carreteras, y hemos distribuido paquetes alimenticios a alrededor de 2 mil familias, principalmente familias de pescadores”, dijo el ministro.

Por su parte, el viceministro de políticas de salud, Eduardo Espinoza, explicó que el Ministerio de Salud junto con FOSALUD, mantienen la atención en los diferentes albergues habilitados, vigilando las condiciones de los mismos y garantizando que cumplan las normas de sanidad  como la recolección de desechos sólidos, provisión de agua potable y  manipulación de alimentos.

“Reforzamos el llamado a estar atentos por cambios meteorológicos, todo nuestro personal permanece alerta, se han nombrado referentes para atender de manera inmediata las situaciones que se pueden presentar, los cuales tienen su esquemas de intervención y supervisión de los albergues”, dijo Espinoza.

Ante este fenómeno climático el secretario para asunto de vulnerabilidad, Jorge Meléndez, instó a la población a atender los diferentes llamados que haga el Sistema Nacional de Protección Civil.

“Las comisiones en alerta verde tienen que hacer monitoreo con equipos creados en los lugares de más riesgo, deben dejar un equipo las 24 horas que les permita coordinarse, y todos tienen que garantizar que los sitios de albergue estén listos para habilitarse ante una posible emergencia”, dijo el funcionario.

San Salvador, 17 de octubre de 2018.