Print Friendly

Ante el problema de inseguridad que afecta al país, el presidente Salvador Sánchez Cerén reiteró hoy que el gobierno se mantiene firme en el combate a la criminalidad, fortaleciendo y creando nuevas iniciativas encaminadas a dar tranquilidad a las comunidades.

 

“Hemos anunciado medidas para continuar firme en el combate contra los criminales, aquellos que atentan contra la vida de un ser humano se convierten en criminales y tiene que caerles todo el peso de la ley”, enfatizó el mandatario en el programa Gobernando con la Gente, realizado este sábado de Suchitoto.

 

En este sentido, se refirió al  apoyo que dará a la Policía Nacional Civil los tres batallones especiales de la Fuerza Armada, los cuales ya están listos para operar en aquellas zonas registradas como de mayor peligrosidad.

 

“Hemos reducido los crímenes que se dirigían desde los centros penales. Hemos iniciado un proceso de traslado de más de 2.500 privados de libertad, fueron movilizados de un penal a otro, como parte de un proceso de clasificación, pero fundamentalmente es para evitar que desde las cárceles se ordenen delitos”, manifestó.

 

Reiteró que el gobierno ofrecerá oportunidades para aquellos que deseen abandonar el camino de las pandillas, para lo cual se están trabajando una ley de reinserción de pandillas y personas en riesgo.

 

El mandatario agradeció también a las diputadas y diputados de la Asamblea Legislativa que apoyaron la aprobación de los préstamos para invertir en proyectos de seguridad y el fortalecimiento de las instituciones dedicadas a garantizarla.

 

“Vamos a comprar más armamento para la policía, para que tenga más movilidad, vamos a comprar más vehículos y también chalecos para protegerla, ese es el compromiso”, dijo el jefe de Estado.

 

“Sabemos que la inseguridad es uno de los principales problemas que a ustedes le preocupan, incide mucho en las comunidades y en las familias, y es nuestra obligación garantizar la seguridad de toda la población salvadoreña”, enfatizó.

 

Suchitoto, 9 de mayo de 2015.