Print Friendly
  • Los recursos de la contribución especial incluyen una importante partida para el fortalecimiento de la seguridad en los centros penales y el impulso de los programas de reinserción.

Fortalecer el sistema penitenciario del país es un eje primordial en la estrategia de seguridad que impulsa el gobierno, por ello se realizan importantes obras para reforzar el control dentro de los penales y ofrecer alternativas de reeducación a los privados de libertad.

 

Para el Secretario de comunicaciones, Eugenio Chicas, dicho fortalecimiento incluye readecuar los espacios y formar agentes penitenciarios más integrales, a manera de que haya un mejor control dentro de las cárceles, y de esta manera evitar el cometimiento de delitos.

 

“Aquí no estamos trabajando por poner a nadie en hoteles de cinco estrellas, son lugares de reclusión que tiene todos los rigores y lo importante es que tienen las garantías de seguridad para dar la suficiente certeza a la población de que quienes están ahí van a cumplir como se debe la pena que les ha impuesto la sociedad”, dijo.

 

“Son reclusorios que llenan las condiciones técnicas que aseguren no solo el control, sino también los procesos de reeducación, de formación para reintegrar a las sociedades a estas personas en mejores condiciones”, agregó.

 

El portavoz del gobierno manifestó que las políticas de austeridad implementadas por el Ejecutivo, no impactan el desempeño de las áreas de seguridad pública, que son una prioridad para el Gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén.

 

“Estamos preparando ya un importante contingente de personal muy bien formado que vendrá a reforzar las capacidades de agentes penitenciarios y eso obviamente serán nuevas plazas que tendremos que cubrir”, dijo

 

Asimismo, explicó que la ampliación y apertura de tres nuevos centros temporales, con capacidad para 10 mil reos en Mariona, Izalco y Zacatecoluca, requerirán también de agentes penitenciarios preparados.

 

 

San Salvador, 28 de marzo de 2017.