Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén y su homólogo de Guatemala, Otto Pérez Molina, expresaron hoy su complacencia por la promulgación del decreto de la Congregación de la Causa de los Santos, firmado por el papa Francisco, a través del cual se reconoce el martirio de Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez.

El jefe de Estado salvadoreño reconoció que este suceso representa un avance significativo para la pronta finalización del proceso de canonización de quien fue arzobispo de San Salvador, y agradeció el respaldo de su homólogo guatemalteco a la causa.

“Quiero agradecer su apoyo a la beatificación y canonización de Monseñor Óscar Arnulfo Romero. Eso para El Salvador es una noticia que lo ha conmovido, y solo está pendiente de conocer la fecha para hacer de esa celebración un acto histórico”, expresó el mandatario salvadoreño en la conferencia conjunta brindada en Casa Presidencial.

Por su parte, el presidente Otto Pérez Molina aseguró que la noticia de la beatificación de Monseñor Romero es un suceso “que alegra no solo a El Salvador sino a nosotros como guatemaltecos y como hermanos de El Salvador”.

Agregó que después del encuentro con el mandatario, visitará la cripta del mártir salvadoreño en Catedral Metropolitana, “como una muestra –dijo- de la bendición que es para los guatemaltecos la decisión tomada por el papa Francisco”.

El presidente Sánchez Cerén ha girado instrucciones para coordinar la conformación del equipo que trabajará junto con la iglesia Católica en la organización del acto donde será beatificado Monseñor Romero, a quien el mandatario califica como “guía y luz en el camino hacia un país de bienestar para todas y todos”.

San Salvador, 5 de febrero de 2015.