Print Friendly
  1. El gobierno garantiza el subsidio energético a los hogares salvadoreños. Los ajustes que se realizan, como otros que se han realizado, van orientados al fomento de la inversión en materia de producción de energía y al ordenamiento de la política energética, con el propósito de garantizar la estabilidad de precios bajos de las tarifas, garantizando las inversiones públicas y privadas.
  2. Las tarifas de energía eléctrica se han reducido en los últimos dos años, hasta la fecha, en un promedio de 60% menos en los precios. Traduciéndose en ahorros sensibles para la población en general, sectores comerciales e industriales. Atrayendo a la vez inversiones privadas de gran escala, contribuyendo así con la diversificación de la matriz energética.
  3. El sector energético en El Salvador es el más dinámico en el desarrollo de proyectos e inversiones, en ejecución, y por ejecutar por el Grupo CEL, las cuales rondan los $1,970 millones. Esto permitirá la modificación de la matriz energética en un corto plazo, cumpliendo uno de los objetivos de este gobierno, que incluye, mayor producción de energías limpias y renovables, y lograr así la autonomía energética del país, manteniendo precios bajos sostenibles en el tiempo.
  4. El Salvador es el segundo país con las tarifas más bajas de energía eléctrica en la región. Esta es una posición privilegiada, nuestro país ha experimentado un crecimiento comprobado en la inversión privada y exportaciones. Posición que debemos cuidar y superar. Esto implica ampliar nuestras inversiones en producción de energía.

 

  1. El Grupo CEL es la entidad estatal que ha realizado la mayor inversión pública. El Banco Central de Reserva (BCR), en su último informe trimestral, certifica que en este periodo de gestión la inversión de CEL fue de $311 millones.

San Salvador, 28 de junio de 2016.