Print Friendly

El plan de apoyo a la iglesia Católica que desplegó el gobierno durante la ceremonia de beatificación de monseñor Óscar Arnulfo Romero, el pasado sábado 23 de mayo, permitió la realización exitosa de este trascendental e histórico acontecimiento.

Así lo aseguraron los titulares de las instituciones del gobierno que estuvieron involucradas en el plan, en una conferencia de prensa realizada en Casa Presidencial.

“Para nosotros Monseñor Romero, para el pueblo salvadoreño y el pueblo latinoamericano, es un santo”, aseguró al inicio de la conferencia de prensa el secretario de Gobernabilidad, Hato Hasbún, delegado del presidente Salvador Sánchez Cerén para la coordinación con la iglesia Católica en los preparativos de la ceremonia.

También participaron en la conferencia los ministros de Gobernación, Arístides Valencia, y de Defensa, David Munguía Payés; el director de Protección Civil, Jorge Meléndez, el director de la Policía Nacional Civil, Mauricio Ramírez Landaverde, y el director de Centros Penales, Rodil Hernández.

El titular de Gobernación destacó la labor realizada por los dos comités que trabajaron de forma coordinada con la iglesia Católica: el Comité Cívico Nacional y la Comisión Nacional de Protección Civil.

Señaló que este trabajo permitió que el número de casos atendidos por las autoridades fuera reducido, mucho menor a los esperados por la magnitud de la concentración de personas que se desarrolló en el lugar del evento, la plaza del Divino Salvador del Mundo, en la capital.

“Fueron 92 los incidentes, el tipo de incidentes fueron personas extraviadas, cefaleas, convulsiones, deshidratación, desmayos, y los más registrados fueron hipertensión e insolación, politraumatismos y problemas estomacales”, informó por su parte el director de Protección Civil.

En detalle, informó que fueron atendidos 12 menores de edad, 60 adultos y 20 adultos mayores.

Añadió que las instituciones participantes fueron las Cruz Roja Salvadoreña, Cruz Verde, Comandos de Salvamento, Bomberos de El Salvador, Policía Nacional Civil, Ministerio de Salud, Dirección General de Protección Civil y la Alcaldía de San Salvador.

Destacó también que en este dispositivo se desplegaron 9,088 personas involucrados de forma directa, que se suman a las cerca de 20 mil que brindaron labores de apoyo logístico.

También participaron 126 técnicos especializados de gestión de riesgos de la Dirección General de Protección Civil, 48 médicos, 48 enfermeras, 48 promotores de salud y 630 socorristas.

El director de la Policía también hizo un balance positivo del evento desarrollado el sábado.

“Podemos decir con satisfacción que no tuvimos mayor novedad, no reportamos algún hecho delincuencial ocurrido”, aseguró el director de la corporación policial.

Afirmó que lo fuerte del trabajo desarrollado por la Policía fue el auxilio ciudadano, atendiendo pequeñas emergencia médicas y conduciendo a personas a centros de asistencia médica.

Señaló que de estos incidentes, el más grande ocurrió al caer una pantalla ubicada cerca del templete, dejando a 5 personas con lesiones leves.

De igual forma, el ministro de Defensa aseguró que las Fuerzas Armadas no registraron incidentes durante la ceremonia.

Por su parte, el director de Centros Penales informó que 736 privados y privadas de libertad en fase de confianza y semi libertad apoyaron en el desarrollo del evento en tres áreas: limpieza y ornato en la carretera que conduce al Aeropuerto Internacional, montaje y desmontaje de canopys y abastecimiento de agua a los participantes del evento.

San Salvador, 26 de mayo de 2015.