Print Friendly

El presidente de la  República, Salvador Sánchez Cerén, participó esta tarde en el acto de despliegue de la Policía Comunitaria, una modalidad de la Policía Nacional Civil (PNC) que trabajará en labores de prevención y de seguridad en diversas zonas de San Salvador y progresivamente en todo el país.

Esta acción contempla una asociación estratégica entre la policía y las comunidades para detectar los problemas de inseguridad que afectan a las mismas y buscar conjuntamente acciones para resolverlos bajo un enfoque de corresponsabilidad.

“A través de la filosofía de la Policía Comunitaria vamos a demostrar que la policía tiene una gran incidencia en procesos de pacificación y seguridad. Recordemos que unidos podemos hacer más”, dijo el mandatario en el acto realizado en la colonia Costa Rica, en el sur de San Salvador.

El trabajo de la Policía Comunitaria se implementará en todo el territorio nacional, enfocándose inicialmente en San Salvador, identificado como uno de los municipios con mayor índice de violencia.

La implementación de este enfoque estará a cargo de las Subdelegaciones ubicadas en el Centro Histórico de San Salvador, San Jacinto y Miramomente, así como de la unidad de emergencias 911, y se ejecutará en las siete zonas que dividen la capital y los 42 sectores que la conforman, siendo los más importantes las colonias Costa Rica, Providencia, Nicaragua, Dolores, Altos del Mirador, San Rafael, Residencial Holanda y Reparto Los Lencas.

El policía asignado a cada sector realizará acciones de diagnóstico delincuencial, situacional, factores de protección y aplicará acciones de policía comunitaria. También se implementará un programa de integración comunidad-policía semanalmente en los 42 sectores definidos.

“En el combate contra todas las manifestaciones de la violencia, es necesario implementar medidas de seguridad con un enfoque integral. Parte de los grandes objetivos de la Policía Comunitaria es favorecer todas las acciones que provengan de la ciudadanía”, dijo el Presidente.

Además recalcó que se optimizarán las capacidades de video vigilancia del área Metropolitana de San Salvador, y se reducirán los tiempos de respuestas a las demandas de la ciudadanía.

“Es necesario que sigamos fortaleciendo todas las capacidades de la institución policial. Por eso este día estamos reforzando la delegación del Centro Histórico con 140 elementos policiales. Además estamos entregando 60 motocicletas y equipo necesario para que sigan desarrollando su trabajo con efectividad”, dijo el mandatario.

El jefe de Estado reiteró que la lucha contra la violencia requiere del aporte de toda la sociedad, y destacó la necesidad de fortalecer la participación de la ciudadanía, de los liderazgos locales, de la empresa privada, de las iglesias, las universidades y centros de formación, así como de las organizaciones sociales.

“Si queremos construir una sociedad en armonía, en paz, con justicia y en donde el primer derecho humano, que es la vida, sea garantizado, todos debemos involucrarnos”, dijo.

Asimismo, destacó la importancia de los diversos órganos del Estado en la planificación y búsqueda de estrategias que permitan combatir y erradicar el flagelo de violencia que genera intranquilidad al pueblo salvadoreño.

Además, de la Policía Comunitaria, el mandatario explicó que el gobierno tiene proyectado continuar trabajando en la profesionalización del área de investigación criminal, desconcentrando los servicios de investigación y aplicando nuevas tecnologías, así como la implementación de un modelo de inteligencia policial, donde se recabe información de la comunidad para que sea analizada y sistematizada y pueda servir de insumo a la institución policial para la prevención y persecución del delito.

Agregó también que la PNC se ha consolidado como una institución moderna, profesional y respetuosa de los derechos humanos.  “Ustedes se han ganado el respaldo y la confianza de toda la ciudadanía. Cada elemento policial genera seguridad en donde quiera que se encuentre. Ese es un logro que la institución agradece y se compromete a honrar”, dijo el gobernante.

San Salvador, 11 de agosto de 2014.