Print Friendly

El gobierno del presidente, Salvador Sánchez Cerén, entregará antes que se cumplan los primeros 100 días de la administración un aproximado de 800 escrituras de propiedad a familias campesinas de la zona occidental del país, según anunció este sábado la presidenta del Instituto Salvadoreño de Transformación Agraria (ISTA), Carla Alvanés.

La funcionaria, en una entrevista en el programa especial de la Presidencia de la República, afirmó que con estas escrituras se cumplirá la promesa de entregar 2.000 títulos de propiedad en los primeros 100 días, pues esta semana 1.262 familias del oriente salvadoreño recibieron sus documentos de propiedad en un acto encabezado por el propio mandatario.

La funcionaria declaró que la escrituración que hace el gobierno, que en algunos casos corresponde a familias que han esperado hasta 60 años para ver legalizadas sus propiedades, es parte del compromiso con el cumplimiento del derecho humano a la tierra y a la propiedad.

Entre los principales beneficios que reciben las familias campesinas con la legalización de sus parcelas está el acceso a créditos con intereses del 4%, como los que confiere el Banco de Fomento Agropecuario, expresó.

La presidenta del ISTA explicó que el Estado salvadoreño tiene aún una deuda histórica de cerca de 80 mil escrituras por legalizar, algunas desde la década de 1950 y que corresponden a los extintos programas FINATA, el Banco de Tierras  y el Instituto de Colonización Rural.

En este contexto, dijo que en las próximas semanas, a partir de la creación de cuatro células catastrales con el Centro Nacional de Registros (CNR) se elaborará un diagnóstico para definir la cantidad de escrituras que se legalizarán en el quinquenio del gobierno del presidente Sánchez Cerén.

La funcionaria hizo especial énfasis en la apuesta del ISTA por las mujeres campesinas e indígenas, por lo que recordó el anunció del Presidente de la República de crear una Unidad de Género en la institución antes de los primeros 100 días del gobierno.

“Vamos a darle potencialidad a la mujer salvadoreña, a la mujer indígena y a la mujer campesina”, expresó Alvanés, al remarcar que esto es una “deuda” del país.

Hay que “hacerle ver que también ella tiene derecho al acceso a la tierra, a las asistencia tecnológica y a saber que hay diferentes leyes que la protegen”, dijo la funcionaria.

El ISTA también brinda capacitaciones a las familias campesinas sobre la siembra de alevines, crianza de tilapias; y provee plantines de tomate, cebolla, chile, entre otros alimentos, para que puedan cultivarlos en sus propias parcelas y ayudar a mejorar su seguridad alimentaria.

San Salvador, 26 de julio de 2014.