Print Friendly
  • El mandatario convocó esta tarde a una reunión a las máximas autoridades del órgano Legislativo y Judicial, así como de la Fiscalía General de la República, para analizar en conjunto acciones extraordinarias en materia de seguridad.

Ante los hechos de violencia que han consternado al país en los últimos días, el presidente Salvador Sánchez Cerén informó hoy que su gobierno aumentará las acciones contra los grupos criminales que están enlutando a las familias salvadoreñas.

 

En conferencia de prensa realizada en Casa Presidencial, el jefe de Estado expresó que el gobierno continuará con las tareas de seguridad en los 81 sectores de los 10 municipios identificados como más violentos, manteniendo en las zonas mayor presencia policial y del ejército para un control más efectivo del delito.

 

“No vamos a disminuir esa actividad. Vamos a trabajar en coordinación con la Fiscalía General de la República y vamos a desarrollar una serie de acciones a nivel nacional que nos permita seguir golpeando las estructuras y cabecillas de la delincuencia”, aseguró el gobernante.

 

Bajo esta perspectiva,  anunció una reunión con las máximas autoridades de los órganos Legislativo y Judicial, así como la Fiscalía General de la República, para analizar esta tarde medidas extraordinarias que permitan garantizar la seguridad de las familias salvadoreñas.

 

“Algunos han hablado de una declaratoria de emergencia. Vamos analizar junto con estos tres poderes la toma de estas decisiones para ver qué medidas extraordinarias se pueden tomar. No he tomado la decisión de una declaratoria de emergencia. Dentro de todas la informaciones que se están escuchando se habla del estado de emergencia, esa es una decisión que se tiene que consultar con otros órganos, y otras mediadas que podamos tomar”, dijo el mandatario minutos antes de iniciar este encuentro.

Manifestó que se ha conformado un equipo donde participará el vicepresidente Óscar Ortiz, el director de la Policía Nacional Civil, comisionado Howard Cotto, el ministro de justicia y seguridad pública, Mauricio Ramírez Landaverde, el secretario de comunicaciones, Eugenio Chicas, y el secretario de Gobernabilidad, Hato Hasbún, para dar seguimiento a las medidas acordadas tras este encuentro.

 

En su intervención, el mandatario aseguró que la estrategia de seguridad impulsada por el gobierno sigue en marcha y las acciones extraordinarias que se puedan acordar con el resto de los órganos del Estado y la Fiscalía están encaminadas a aumentar la efectividad para poder garantizar la seguridad ciudadana.

 

Reiteró la necesidad de que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia emita una resolución favorable sobre el uso de $900 millones que se encuentran congelados, de los cuales un monto está destinado a la ejecución del Plan El Salvador Seguro.

 

San Salvador, 7 de marzo  de 2016.