Print Friendly

 

El gobierno reconoció hoy la valentía y voluntad del pueblo salvadoreño por seguir construyendo un mejor país y procurar bienestar para sus familias, pese a las dificultades ocasionadas por grupos criminales que están saboteando con amenazas al sector del transporte público.

 

Desde la madrugada miles de salvadoreños y salvadoreñas se han dirigido como todos los días a sus trabajos o centros de estudios sorteando la anormalidad en al menos 44 rutas, de las más de 1300 que circulan a nivel nacional.

 

El gobierno ha destinado vehículos estatales gratuitos en las zonas de la capital más afectadas, en los cuales agentes policiales están garantizando la seguridad de los trayectos,  mientras que la solidaridad nata de este pueblo se ha manifestado una vez más ofreciendo transporte a quien lo necesita y organizándose entre vecinos y amigos para llegar a los puestos de trabajo.

 

“Esta es una sociedad que viene de sufrir 60 años de dictadura militar, terremotos, inundaciones, tormentas tropicales, sequias y hoy sabotajes al transporte, y aun así la gente valiente va a su trabajo con todas las dificultades, pero adelante siempre”, dijo el secretario de comunicaciones, Eugenio Chicas, en la entrevista El Salvador Ahora.

 

“Veo como este pueblo no se detiene pese a las adversidades”, expresó el funcionario al aclarar que lo que está enfrentando el país no es un paro del transporte, sino el sabotaje de grupos criminales.

 

“La fe y la esperanza tiene por motivación la voluntad y este pueblo tiene voluntad, tenemos voluntad. Y este gobierno, en este sentido, tenemos que ser coherentes con ese ánimo de la población por vencer las dificultades, construir esperanza, construir ánimo y no será la primera vez que nos toca”, expresó el vocero del gobierno.

 

El secretario afirmó que estos grupos de criminales, en un escalón más de su estrategia de terror contra el gobierno y el país, están amenazando y realizando verdaderos actos terroristas para obligar a un pacto.

 

Reafirmó que la administración del presidente Sánchez Cerén no pactará con estos grupos, los cuales están siendo combatidos con contundencia.

 

“No hay pacto posible con el mal, no hay pacto posible con los criminales, no hay pacto posible con las pandillas. ¿Por qué? Porque esta gente definitivamente está destruyendo al país, está destruyendo la sociedad, está destruyendo la imagen de nuestro país en el exterior. Esta gente destruye las posibilidades de hacer patria”, expresó el funcionario.

 

El secretario Chicas también reconoció en nombre del gobierno la valentía de policías y soldados que continúan protegiendo a la población de estas amenazas y reiteró la felicitación por el estoicismo de la población que al lograr movilizarse “ha derrotado este sabotaje al transporte”.

 

San Salvador, 28 de julio de 2015.