Print Friendly

Miembros de organizaciones de pequeños y medianos productores agrícolas fueron recibidos en Casa Presidencial por un equipo del gobierno para conocer las acciones implementadas para hacer frente a la sequía provocada por los efectos del cambio climático.

Los representantes de estas organizaciones fueron recibidos por el ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez, el secretario privado de la Presidencia, Manuel Melgar, y el director de Coordinación de Gobierno y Cooperación Externa de la Secretaría Técnica, Carlos Sanz.

La comitiva estuvo compuesta por integrantes de la Asociación Cámara Salvadoreña de Pequeños y Medianos Productores Agropecuarios (CAMPO), la Asociación Nacional de Productores Rurales de El Salvador (ANPRES), la Coordinadora Nacional de Organizaciones para el Desarrollo Agropecuario y Rural (CONADAR), la Mesa Agropecuaria Rural e Indígena y la Asociación de Desarrollo Integral.

Mateo Rendón, de la Mesa Agropecuaria Rural e Indígena, destacó que frente al cambio climático y sus efectos, visibles en el país mediante la sequía, el gobierno y las demás instituciones del Estado, junto a los distintos sectores del país, deben unir esfuerzos para garantizar la menor afectación a los productores agrícolas.

La sequía “es un problema nacional, no es un problema del gobierno ni ha sido el gobierno la causa; no estamos acusando que es el gobierno el culpable, este es un problema serio, nacional”, dijo Rendón.

El titular de Agricultura y Ganadería expuso algunas de las acciones que se implementan en el corto y mediano plazo, contempladas en el Plan Antisequía, que desarrolla esta cartera de Estado.

Dentro de estas acciones figuran los trabajos de rehabilitación de los distritos de riego en distintas zonas de país. El Ministerio de Agricultura y Ganadería espera habilitar el Distrito de Riegos Zapotitán para final de año, con 18 pozos en funcionamiento.

San Salvador, 22 de septiembre de 2015.