Print Friendly

El secretario de Comunicaciones, Eugenio Chicas Martínez, reiteró hoy que el llamado del presidente Salvador Sánchez Cerén a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para que emita su dictamen sobre las demandas referidas a las concesiones del espectro radioeléctrico no constituye, de ninguna manera, una amenaza a los medios de comunicación del país.

El funcionario destacó que el mandatario, como garante de la legalidad y la constitucionalidad, solo hizo un recordatorio a la CSJ para que acelere el proceso en sus resoluciones, en vista que dichas concesiones vencen en noviembre de 2017.

“Hay tiempos de ley perentorios que es obligación del presidente cumplir como son los términos de las concesiones, esto de ninguna manera tiene que ver con una amenaza sino un recordatorio a la Sala para que resuelva, porque los tiempos son cortos para el final del período en el que se debe dirimir las frecuencias”, aseguró Chicas Martínez.

El funcionario descartó que el jefe de Estado esté realizando alguna injerencia en el trabajo de la Sala, ya que “de ninguna manera le ha fijado términos, sino más bien le ha hecho un respetuoso llamado público para que en sus competencias resuelva el tema del sentido que le dará a la interpretación constitucional sobre el espectro radioeléctrico”.

“En el marco de la pronta y cumplida justicia el presidente le ha señalado a la Sala la importancia de resolver este tema porque los tiempos son cortos; es una invitación al diálogo a que este tema se pueda abordar”, manifestó.

Destacó que el gobierno no está en contra del sector empresarial del país, pero que en el tema de las concesiones es necesario que existan reglas claras que beneficien por igualdad de condiciones a todos los medios de comunicación, puesto que el espectro radioeléctrico es un “bien público, no es de una empresa, es del país y debe estar a su servicio”.

“El gobierno del presidente Sánchez Cerén no es antiempresarial, más bien tiene el esfuerzo de fortalecer las relaciones con todo el empresariado del país, pero es obligación gubernamental tomar en consideración en ese espectro radioeléctrico a los medios comunitarios y cristianos porque son actores importantes en la sociedad”, argumentó el funcionario en la entrevista Frente a Frente.

La gente tiene el derecho de estar informada y de conocer todos los asuntos públicos, por lo tanto me inclino porque el espectro radioeléctrico es del pueblo salvadoreño”, manifestó el secretario Chicas, al reiterar que en este debate el presidente está del lado del país, de la población y de sus intereses.

San Salvador, 16 de abril de 2015.