Print Friendly

El gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén elogió hoy las labores de prevención que la comunidad Las Palmas, de San Salvador, realiza para combatir al zancudo transmisor del dengue y la fiebre chikungunya, enfermedades que hasta el momento no han afectado a ningún habitante de esta zona.

Al inicio del programa Gobernando con la Gente, que hoy inauguró el mandatario en esta comunidad, destacó que según los registros del Ministerio de Salud no se ha dado ningún caso de estas dos enfermedades.

Para el presidente Sánchez Cerén es importante, que así como lo han hecho los habitantes de Las Palmas, todas las comunidades “tomen conciencia” de que estos males se pueden evitar si se trabaja de forma unida para eliminar los criaderos de zancudos.

De acuerdo a Lorena Campos, representante de la comunidad que ha trabajado en las labores de prevención del dengue y la chikungunya, los esfuerzos que los vecinos han realizado junto al Ministerio de Salud se han concentrado en las zonas identificadas como de más alto riesgo, como las casas cercanas a la quebrada que corre paralelo a la comunidad.

“Nosotros nos organizamos como vecinos, con la ayuda del Ministerio de Salud, al que le pedimos la colaboración para el abate, para las máquinas de bombeo, para la fumigación”, aseguró Campos.

“Nos organizamos con vecinos y jóvenes de la escuela, empezamos a poner el abate, luego de eso anduvimos fumigando, tuvimos dos semanas de fumigación”, agregó.

Por su parte, el viceministro de Salud, Eduardo Espinoza, felicitó a la comunidad por no reportar, hasta ahora, ningún caso de estas enfermedades. “Esto es muy importante y es posible porque esta es una comunidad organizada”, dijo el funcionario.

Añadió que organizándose “es la manera como la población puede ejercer su derecho a la salud”.

Por su parte, el secretario para Asuntos de Vulnerabilidad, Jorge Meléndez, indicó que estas enfermedades “no se logran combatir en la clínica ni en el hospital”, sino, tal como está ocurriendo en Las Palmas, con la destrucción del mosquito transmisor tanto en los hogares como en los lugares de trabajo.

Añadió que la fiebre chikungunya mantiene en alerta naranja a 17 municipios, entre ellos el de San Salvador, es decir que están en una situación de epidemia, y cada día hay más casos sospechosos y aumento de la positividad larvaria en los hogares.

“Lo que esta comunidad ha logrado es un ejemplo”, dijo el también director general de Protección Civil al elogiar el trabajo comunitario a favor de la salud de los habitantes.

San Salvador, 28 de junio de 2014.