Print Friendly
  • El respaldo brindado por el Ejecutivo a la Policía Nacional Civil ha mejorado la capacidad de la institución para hacer frente a los criminales, ganando terreno a la situación de inseguridad.

La inversión del Gobierno para el fortalecimiento de las instituciones relacionadas a la seguridad pública está impactando la actividad criminal en el país, afirmó el secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas.

“Enfrentamos un proceso de disminución de esta criminalidad que tiene a la base el hecho de que los propios criminales están reduciendo su capacidad, en cambio nuestra policía día a día tienen mayor cantidad de elementos, mayor capacitación, mayores recursos financieros, de transporte, de comunicaciones, de logística”, aseguró el portavoz de gobierno durante el programa El Salvador Ahora.

Recordó que el apoyo del gobierno a la corporación policial se ha evidenciado con acciones como la entrega este año de una gratificación especial a miembros de la PNC, misma que será entregada de forma trimestral a partir de 2016 a policías, soldados que apoyan las labores de seguridad y custodios penitenciarios.

Además, destaca la reciente entrega de más de 150 patrullas, 30 motocicletas armamento, munición y chalecos antibalas con una inversión que supera los $7,9 millones.

“Tenemos proyectados muchos más recursos cuando se desentrampen los 900 millones de dólares en la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y cuando resolvamos reducir la evasión y la elusión fiscal”, aseguró el funcionario.

Dijo que las acciones en materia de prevención, contempladas en la estrategia integral de seguridad implementada por el gobierno, también están en marcha a través de la ejecución del Plan El Salvador Seguro.

Señaló además que la implementación de la filosofía de la Policía Comunitaria (sobre la cual ha sido formado ya el 81% de los elementos policiales) ha contribuido un mayor control territorial por parte de la corporación policial, ganando más la confianza de la población.

San Salvador, 8 de diciembre de 2015.