Print Friendly
  • Se trabaja para disminuir los índices de sobrepeso y obesidad escolar y garantizar el desarrollo saludable de niñas, niños y adolescentes.

Autoridades del gobierno presentaron hoy en Casa Presidencial la normativa “Regulación de Tiendas y Cafetines Escolares Saludables” que servirá para proteger la salud y nutrición de los estudiantes dentro de los centros educativos públicos y privados.

 

El documento fue creado por un esfuerzo conjunto entre el Ministerio de Educación (MINED) y el Ministerio de Salud (MINSAL), con el apoyo de la Defensoría del Consumidor (DC) y el Fondo Solidario para la Salud (FOSALUD), en atención a la reforma a la Ley General de Educación avalada en 2015 por la Asamblea Legislativa, en la cual insta al MINED a regular y controlar la comercialización de alimentos en las escuelas.

 

“Estamos trabajando para que, desde la perspectiva de salud, haya una mejor nutrición de la población escolar, porque en las estadísticas del Ministerio de Salud tenemos que hay un incremento de las enfermedades crónicas y lo que nos preocupa es que este incremento está apareciendo en personas muy jóvenes”, sostuvo la ministra de Salud, Violeta Menjívar, durante la presentación de la normativa.

De acuerdo a un estudio de evaluación del estado nutricional en escolares de primero y segundo grado, realizado en 2012, el 23.3% de las niñas y niños de esta población estudiantil presentaron un grado de sobrepeso y obesidad. En 2013, la Encuesta Mundial de Salud Escolar, capítulo El Salvador, con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), reveló que un 38.4% de estudiantes de 13 a 15 años, que cursan entre séptimo y noveno grado, adolecían de la misma condición.

 

La ministra advirtió que esta situación deriva en el desarrollo de enfermedades crónicas en la población adulta, tal y como lo refleja la encuesta de enfermedades crónicas presentada recientemente, que indica que el 65.2% de salvadoreñas y salvadoreños mayores de 20 años adolecen de sobrepeso y obesidad.

 

“Dos de cada tres salvadoreños y salvadoreñas ya tenemos sobrepeso y obesidad, sin duda alguna esto lo venimos arrastrando desde los hábitos que tenemos cuando éramos niños y niñas”, sostuvo la funcionaria.

 

 

 

El secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas, aseguró que esta normativa es resultado de varios acercamientos con distintos sectores involucrados en la alimentación en las escuelas.

 

“Esto ha pasado por un largo proceso de diálogo entre el MINED, las distintas personas organizadas que atienden chalets, tiendas, negocitos dentro de los centros escolares, pero también con la industria del país, porque recordemos que lo que ahí se vende en buena medida se derivan de la industria local”, aseguró el funcionario este martes, entrevistado en el programa El Salvador Ahora.

 

Para el portavoz del Gobierno los niveles de obesidad de los estudiantes y sus consecuencias en la salud, así como la aplicación de esta normativa debe llevar a “la reflexión de la comunidad y del hogar” y esto a un compromiso para cambiar hábitos, alimentarse más saludablemente y fomentar el ejercicio.

 

De acuerdo a la normativa, los productos alimenticios procesados y ultraprocesados deberán contener menos del 10% del total de energía proveniente de azúcares libres, menos de 1 miligramo de sodio por kilocaloría y menos del 30% del total de energía proveniente de grasas.

 

En cuanto a grasas saturadas, estas deberán ser menos del 10% del total de energía de los alimentos y los edulcorantes artificiales o naturales no calóricos o calóricos que contengan una advertencia sanitaria no deberán ser comercializados por incentivar la adicción al sabor dulce.

 

Adicionalmente, se deberá promover el consumo de agua purificada y refrescos de frutas 100% naturales, los alimentos preparados con grasa, fritura o mieles podrán comercializarse dos veces por semana máximo, entre otras disposiciones.

 

“Los criterios nutricionales que se ponen en la normativa el MINSAL no se los ha sacado de la manga, sino que hemos acudido a documentos y reglamentos internacionales, como el modelo de perfil de nutrientes de la OMS, de la OPS, y también el reglamento técnico centroamericano de alimentos y bebidas procesadas”, añadió la ministra.

 

De acuerdo a los datos del MINSAL, los estudiantes de los centros educativos privados presentan la mayor incidencia de sobrepeso y obesidad, con un 44.34%, mientras que los centros escolares públicos presenta una menor incidencia, de 28.43% de la población estudiantil.

 

San Salvador, 27 de junio de 2017.