Print Friendly

La Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP) y la Policía Nacional Civil (PNC) han capacitado a un 95% del cuerpo policial en la modalidad de Policía Comunitaria, que recientemente fue desplegada por el presidente Salvador Sánchez Cerén en San Salvador y que progresivamente funcionará en todo el país.

Así lo informó hoy en el programa especial de la Presidencia de la República el director de la ANSP, Jaime Martínez, al recalcar que esta nueva filosofía del trabajo policial es parte de las apuestas más importantes de la política de seguridad.

La Policía Comunitaria implica “la participación significativa” de la sociedad, de las comunidades en concreto, en la formulación y ejecución de los planes de seguridad, así como la evaluación de los mismos de una manera permanente y continua junto con la policía.

“Se busca que la población sienta que participa en la seguridad, pero también que tiene la posibilidad de pedirle cuentas a la policía, que tiene que ser una policía receptiva, abierta, sujeta a la rendición de cuentas, a la responsabilidad, a cumplir su papel de garantizar la seguridad, la prevención y el combate de los delitos, pero también a ponerle atención a otros problemas en la comunidad”, explicó el funcionario.

Detalló que desde la pasada administración se diseñó el modelo de Policía Comunitaria, y la primera etapa se enfocó en preparar a los agentes en esta nueva filosofía de trabajo y de servicio cercano a la población.

Explicó que en un inicio se formaron 260 instructores policiales en filosofía comunitaria, quienes luego se desplegaron en todo el territorio nacional a capacitar en los puestos de trabajo al resto de agentes.

“Desde el 2010 prácticamente hasta la fecha llevamos ya formados cerca de 22 mil policías, de los 23 mil que integran la PNC”, un 95% del cuerpo policíal, dijo el funcionario.

El director Martínez afirmó que no se trata, como en policías de otros países, de un departamento o una división, sino que “es una filosofía, es una forma de entender la labor policial, y todos los policías tienen que responder a esa visión de la Policía Comunitaria”.

La ANSP ha incluido en la formación de los nuevos agentes la filosofía de la Policía Comunitaria, que implica una nueva forma de trabajo cercana a la población, con habilidades sociales de comunicación, de entendimiento y cortesía con los habitantes, así como con habilidades de planificación y gestión para ayudar a las comunidades a resolver distintas problemáticas relacionadas a la seguridad y convivencia pacífica.

La nueva Policía Comunitaria “no está solo para actuar cuando se comete un delito, porque ese es el modelo tradicional, la policía reactiva, la policía que actúa solo cuando ya se cometió un delito y que lamentablemente ya llega tarde, sino que tiene que estar pendiente de cómo poder anticiparse a los hechos”, dijo el director de la ANSP.

San Salvador, 16 de agosto de 2014.