Print Friendly

El gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén realiza un  trabajo decidido e integral para elevar la calidad del sistema educativo, a través de diversos proyectos que buscan, no solo proveer a los centros escolares con mobiliario adecuado, sino también mejorar la infraestructura para crear un ambiente más seguro y óptimo para el aprendizaje.

Así lo afirmó hoy el viceministro de Educación, Francisco Castaneda, en la entrevista Gobierno Informa, donde manifestó que se está realizando una inversión estratégica en educación, lo que resulta clave para superar los grandes problemas estructurales que tiene el país.

“Entre el 2010 y 2014 hemos elevado en más de $246 millones al presupuesto destinado a educación y con el refuerzo de 10 millones más  que se le dio este año al MINED para atender la demanda de los maestros, se alcanzan los 256 millones de aumento presupuestario al ramo de educación”, explicó.

El funcionario afirmó que esta inversión permitirá la ejecución de importantes obras de infraestructura en aquellos centros escolares que presentan problemas, así como la continuidad de proyectos estratégicos como Una Niña, Un Niño, Una Computadora, con el  cual se entregarán 50 mil equipos este año.

“En la primera entrega se dieron alrededor de 4,500 computadoras Lempitas, se repararon 100 escuelas en ese momento, otras se equipararon y este año se entregaron 6,500 computadoras alcanzando más de 10 mil. La proyección es que al cierre de este año haber alcanzado las 50 mil”, dijo el viceministro.

Asimismo, destacó el esfuerzo que realiza la actual administración por legalizar cerca de tres mil centros escolares que no cuentan con una escrituración.

“Hay una deuda histórica en materia de infraestructura escolar y que hoy hemos logrado el acompañamiento de los diputados que verdaderamente están comprometidos con la educación, de la aprobación de la ley especial para legalización de esos terrenos”, manifestó, a la vez que aseguró que esto facilitará al ministerio ejecutar obras de mejoramiento en ellos.

“Estamos resolviendo un tema de infraestructura, y se les está reacomodando las aulas para su centros de cómputo a no menos de 500 escuelas en el país, y eso para nosotros es bien estratégico, porque no solo es el hecho de llevar la tecnología, no solo es de llevar mobiliario, sino también a la par darle certeza jurídica a esos centros escolares, que son un patrimonio del Estado salvadoreño”, manifestó.

Asimismo, el viceministro de la cartera de Educación expresó que se sigue avanzando en el proyecto de Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno, a través  del cual se impulsa un modelo de escuela más activa y comprometida con la localidad.

“Tenemos actualmente  no menos de 1.500 escuelas que están siendo asistidas con este programa novedoso, donde aspiramos a que los estudiantes extiendan su jornada  de formación más allá  de las cuatro o cinco horas convencionales que están en la escuela y que en las tardes  se les desarrolle otras habilidades  importantes para la vida”, dijo
Agregó que el gobierno  está diseñando estrategias a ejecutar con los fondos de Fomilenio 2, una de ellas es la creación de nuevas modalidades de bachillerato que respondan al crecimiento de la franja costero marina.

“Fomilenio nos deja una plataforma importante para reenfocar las modalidades de bachillerato que actualmente se ofrecen y en las conversaciones que hemos tenido de cara a la planificación presupuestaria 2016 estamos evaluando qué nuevas modalidades podemos crear en la zona y ofrecerle a los jóvenes nuevas oportunidades de enseñanza”, dijo Castaneda.

San Salvador, 25 de julio de 2015.