Print Friendly

El sistema penitenciario de El Salvador cuenta ahora con una moderna herramienta tecnológica que permite identificar, de forma biométrica, a las personas que ingresan como visitantes a los recintos carcelarios, según lo explicó hoy el director de Centros Penales, Rodil Hernández.

En la entrevista El Salvador Ahora, transmitida por Canal 10 y Radio Nacional, el funcionario detalló que este novedoso sistema informático permite registrar, no solo la identidad de los visitantes por medio de su 10 huellas digitales y fotografía de su rostro, sino también el vínculo que tienen con el privado de libertad.

“Antes, como se hacía a través de libros no se podía ni siquiera cruzar la información de un centro penal, mucho menos cruzar la información con los otros centros penales, hoy en un segundo en línea tú puedes saber si una persona está visitando a X, Y o Z personas en diferentes centros penales”, explicó Hernández.

Agregó que este sistema constituye uno de los más modernos de América Latina, y el mismo contribuye además a la identificación de ilícitos dentro de los penales.

“A nivel de inteligencia penitenciaria nos ha facilitado, por ejemplo, descubrir personas que se dedican al trasiego de drogas, movilización de información porque (el ilícito), no solo es a través de llamadas telefónicas, se hace también directamente”, dijo.

El Director detalló además que como parte de las acciones para mejorar el sistema penitenciario en el país y reducir el problema de hacinamiento carcelario este año se realizarán las obras de ampliación del centro penal de Izalco.

“Son mil 740 espacios que Izalco fase tres nos va a brindar, además tiene un régimen de mediana seguridad, no de máxima, pero sí de mediana seguridad, en este sentido nos va a permitir también movilizar algunos otros reos”, explicó.

Aseguró que la ejecución de este proyecto cuenta con la participación directa del vicepresidente Oscar Ortíz, así como de otras instituciones del Ejecutivo como los ministerios de Justicia y Seguridad, Obras Públicas, Hacienda y Medio Ambiente.

Durante la entrevista, Hernández explicó que otras de las iniciativas para mejorar el sistema carcelario es la ampliación a otros centros penales del programa Cero Dinero, que actualmente se ejecuta en el penal de Apanteos, y el cual pretende que los privados de libertad no manejen dinero en efectivo, y así evitar que el mismo sea utilizado en otros ilícitos.

“Nosotros esperamos que al final de estos cinco años el Presidente Salvador Sánchez Cerén pueda dejarle a la sociedad un sistema penitenciario moderno, seguro y rehabilitado”, acotó Hernández.

San Salvador, 12 de febrero de 2015.