Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, inició este 11 septiembre el programa de ayuda para familiares de agentes de la Policía Nacional Civil asesinados en el ejercicio de su labor, la cual contribuirá a mejorar su condición socio económica.

“Vamos a hacer entrega a estas familias de un bono que ya habíamos prometido, y que la Asamblea (Legislativa) aprobó para los esposos y esposas de los policías que dieron su vida por este país”, dijo el mandatario durante el programa Gobernando con la Gente realizado en el municipio de Soyapango.

El monto inicial del fideicomiso es de $787,500 y permitirá entregar mensualmente una cuota económica a los hijos e hijas menores de dieciocho años de los agentes caídos a manos de la delincuencia; así como a viudas, viudos y compañeros o compañeras de vida.

De acuerdo con el mandatario será el Banco Agrícola y el Patronato Amigos Solidarios de la PNC los que administrarán este fideicomiso que “va a garantizar que ese dinero les llegue permanentemente a los hijos y a las familias”.

El director de la PNC, Mauricio Ramírez Landaverde, explicó que este programa es un esfuerzo conjunto del gobierno del presidente Sánchez Cerén, el sistema financiero, sector privado, la sociedad civil y ciudadanos y ciudadanas organizados en dicho Patronato.

“Agradezco a todos los sectores que han hecho posible que este programa que hoy empieza pueda seguir adelante, esto nos motiva y nos compromete a seguir adelante en nuestra misión de llevar paz y tranquilidad a El Salvador”, dijo el Director dela PNC.

El apoyo del gobierno también contempla un programa de becas de estudio para el extranjero para los hijos e hijas de los agentes fallecidos, el cual será coordinado a través del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Soyapango (San Salvador), 12 de septiembre de 2015.