Print Friendly

Autoridades del Ministerio de Salud y de Protección Civil llamaron hoy a la población a sumarse a la campaña que impulsa el gobierno para combatir al zancudo Aedes Aegypti, transmisor del dengue, chikungunya y el Zika, sobre todo por la posible relación de esta última enfermedad con padecimientos como Guillain Barré y microcefalia en recién nacidos.

 

Ante esto, el secretario para Asuntos de Vulnerabilidad, Jorge Meléndez, instó a las familias a eliminar los criaderos de zancudos en sus hogares, y de esta manera evitar la proliferación del vector en toda la comunidad.

“Debemos asumir que tenemos el poder y la capacidad de controlar este vector. El zancudo lo tenemos en nuestro hogar, centro de trabajo, centro escolar (…) el mosquito transmisor no se puede combatir en la clínica ni en el hospital sino en cada hogar”, aseguró el funcionario en la entrevista Gobierno Informa.

 

Agregó que si bien las campañas de fumigación permiten eliminar al zacundo en su etapa adulta, es necesario además realizar un trabajo desde las comunidades, destruyendo aquellos depósitos donde puedan crearse larvas del mosquito y abatizando las pilas y barriles cada 15 días.

 

Por su parte, el viceministro de servicios de salud, Julio Robles Ticas, aseguró que luego de la alerta emitida por la OPS sobre la posible relación del ZIKA con padecimientos como Guillain Barré y microcefalia en recién nacidos, el Ministerio de Salud mantiene un monitoreo constante de las mujeres embarazadas que se atienden en los centros de salud, así como de los recién nacidos.

 

“Nosotros hemos tomado todas las medidas precautorias, hasta este momento tenemos 122 mujeres embarazadas en el sistema de salud que tenemos controladas, 11 de ellas ya tuvieron su niños, y según sus controles están completamente sanos y se les dará un seguimiento por dos años para controlarlos con nuestros internistas y neurólogos para ver la evolución del paciente”, dijo Robles Ticas.

 

Asimismo, aseguró que de los 122 casos 23 embarazadas tuvieron la infección del zika en los primeros tres meses del embarazo, por lo que se les llevará también un protocolo de seguimiento, ya que es la etapa de formación del niño, y de esta forma garantizar que no hayan complicaciones en el parto.

 

El funcionario destacó que aunque existen otras sospechas de transmisión de la enfermedad, por el momento, todos los esfuerzos se apuntarán a combatir la forma de transmisión que está comprobada, que es a través del vector, para lo cual enfatizó la importancia de la participación comunitaria.

 

“El trabajo es monumental, pero aquí juega un papel muy importante la participación de la ciudadanía, el individuo, la familia y la comunidad y todos los sectores tenemos que involucrarnos para resolver este problema”, dijo

 

 

San Salvador, 30 de enero de 2016.