Print Friendly
  • La presencia de agentes policiales y efectivos militares tendrá más énfasis en cerca de mil centros educativos ubicados en territorios con altos índices de delincuencia.

 

La Policía Nacional Civil y la Fuerza Armada intensificarán el dispositivo de seguridad escolar en un 20% de los centros educativos del sistema público, los cuales se ubican en zonas en las que se registran altos índices delincuenciales, aseguró el portavoz de la Presidencia de la República, Eugenio Chicas.

“El país tiene un estimado de 5.137 centros educativos, de esos los que están enclavados en zonas que podrían considerarse más críticas serán unos mil centros educativos, el 20%, y pues ahí el dispositivo (de seguridad) es más significativo”, afirmó el funcionario en la entrevista El Salvador Ahora, transmitida por Televisión de El Salvador y Radio Nacional.

El secretario de comunicaciones enfatizó que “se cuenta con un dispositivo de seguridad para todo el país y esto se realiza, no porque se generen hechos (de violencia) dentro de las escuelas, sino para dar un voto de confianza a padres y madres de familia”.

“Es bueno señalar que estadísticamente no se registran hechos de criminalidad dentro de los centros escolares, más bien estos son centros de paz y, por lo tanto, un buen espacio para niños y niñas, para que puedan convivir, divertirse, no solo estudiar”, aseguró el vocero del gobierno.

Recalcó que el plan de seguridad escolar no solo contempla la presencia de efectivos policiales y militares; también abarca acciones orientadas hacia la prevención de la violencia.

“Lo que ha hecho la policía es capacitar a varios cientos de policías en técnicas de relación con los estudiantes, eso abarca, por ejemplo, poder ofrecer charlas, poder entrar en comunicación con ellos, poder dar orientación, poderlos asesorar”, señaló.

 

“No es una seguridad pasiva, que llega sencillamente, se instala en un portón, se apoya en un poste y ahí pasa el tiempo que estén los estudiantes”, subrayó el secretario Chicas.

San Salvador, 19 de enero de 2016.