Print Friendly

 

  • El Gobierno trabaja para reducir el déficit habitacional y garantizar el acceso a viviendas a aquellos amplios sectores que históricamente han sido excluidos en El Salvador.

 

Como parte de los esfuerzos por garantizar una vivienda digna a las familias salvadoreñas, el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, informó hoy que el gobierno ejecutará, en este año,  una inversión de $43 millones para la construcción de nuevas viviendas, mejoramiento de pisos y atención a asentamientos urbanos precarios, beneficiando con ello a 8,400 familias.

 

El anuncio fue realizado durante el  lanzamiento de la Política Nacional de Vivienda y Hábitat, espacio en el que el mandatario destacó los programas estratégicos que promueve el Ejecutivo a través de instituciones como el Viceministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano, el Fondo Social para la Vivienda (FSV) y el Fondo Nacional para la Vivienda Popular (FONAVIPO).

 

En este sentido, destacó que el FSV, ha desempeñado un papel fundamental en la atención a familias de escasos recursos, enfocando su visión de trabajo en la atención de la necesidad social de los trabajadores y grupos poblacionales que no tienen un fácil acceso a los financiamientos.

 

“Este 2015 el Fondo se consolida como una institución líder en el sistema financiero, con una participación mayor al 60 por ciento en el otorgamiento de créditos. Al cierre de este año el Fondo habrá realizado una inversión histórica de139 millones de dólares en créditos para la adquisición de vivienda”, dijo el mandatario.

 

En su discurso, destacó como otro logro “muy esperanzador” el programa Casa Joven, creado por el FSV en noviembre de 2014 y que ha permitido que los jóvenes tengan acceso a créditos para vivienda.

 

“Hasta la fecha hemos entregado más de 20 millones de dólares en créditos para Casa Joven, dando respuesta a una demanda muy sentida por la juventud salvadoreña”, manifestó.

 

Informó además que el gobierno está resolviendo el problema de la legalidad de lotes y parcelas, por lo que de junio 2014 a octubre 2015, el Instituto de Legalización de la Propiedad ha atendido cerca de 45 mil casos para regular y legalizar propiedades de familias salvadoreñas y se ha otorgado seguridad jurídica con la entrega de títulos de propiedad a más de 3 mil 500 familias en 115 municipios.

 

“Vale destacar que las familias de escasos recursos solo cancelan el 25 por ciento del costo del proceso de legalización, mientras el 75 restante lo cubre el Gobierno y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID)”, aseguró.

 

Asimismo, destacó el aporte  que FONAVIPO ha dado a las familias salvadoreñas, a través del otorgamiento de créditos para la compra de casas, la introducción de servicios básicos y otras mejoras, e informó que para este quinquenio, la institución se proyecta beneficiar  a unas  30 mil familias con una inversión de $135 millones.

 

Aseguró que actualmente desde el Viceministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano se ejecutan programas estratégicos relacionados a la reducción de vulnerabilidad, la recuperación del Centro Histórico, el Cooperativismo de Vivienda y los Asentamientos Productivos y Sostenibles.

 

Agregó que a estos esfuerzos institucionales se suma el Banco Hipotecario que ha otorgado hasta el mes de septiembre, para el sector construcción, 263 créditos por un monto de alrededor de $19 millones.

 

“En los últimos 3 años, con una inversión de cerca de 29 millones de dólares, más de 18 mil familias se han beneficiado con la construcción de nuevas viviendas; mejoramientos de pisos y Mejoramientos de Asentamientos Urbanos Precarios”, expresó.

 

“Como Presidente de la República ratifico nuestro compromiso por seguir trabajando para que las salvadoreñas y salvadoreños puedan contar con una vivienda donde construyan un hogar para una vida plena y un destino mejor”, expresó el gobernante.

 

San Salvador, 28 de octubre de 2015.