Print Friendly

El gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén apoyará a familias de las zonas urbanas y periurbanas para cultivar hortalizas, legumbres y granos básicos como parte de un novedoso plan que ayudará a mejorar la seguridad alimentaria y traerá ingresos a las familias que viven en condición de vulnerabilidad social.

“La agricultura urbana y periurbana se trata de un movimiento comunitario agro-productivo y extensionista que impulsa la producción de alimentos en las ciudades y periferia de los municipios”, expresó el gobernante al hacer la presentación del programa en el municipio de Panchimalco, al sur de San Salvador.

Explicó que “la finalidad principal de esta iniciativa es el bienestar de las familias, a través del autoabastecimiento de alimentos y la generación de excedentes para la venta. Con este proyecto se pretende producir alimentos durante todo el año, movilizando el potencial productivo existente en cada localidad”.

El lanzamiento del plan fue realizado en el Polideportivo Municipal de Panchimalco, un municipio en el que 15 familias han comenzado a producir  bajo la dirección de un equipo de técnicos del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) en un terreno municipal de unos 500 metros cuadrados.

En la primera fase de este plan, el gobierno apoyará con una inversión de 400 mil dólares a familias que viven en condición de pobreza en 8 municipios de los departamentos de San Salvador y La Libertad: Panchimalco, Ciudad Delgado, San Marcos, Soyapango, Ilopango, Santo Tomás, Santa Tecla y Nuevo Cuscatlán. Posteriormente, se irá extendiendo al resto del país.

El jefe de Estado dijo que “estamos comprometidos con proporcionar facilidades de infraestructura e incentivos para el manejo sostenible de cultivos y reciclaje de desechos”.

Asimismo, indicó que es fundamental, como parte del proyecto, la creación de una red de familias productoras, en la que se fortalezcan los vínculos de cooperación basados en los valores de igualdad, inclusión y convivencia.

El gobierno ha puesto en marcha este plan como una apuesta para garantizar la seguridad alimentaria de las familias salvadoreñas, pues la adecuada alimentación y nutrición son fundamentales para el desarrollo pleno del potencial genético, físico e intelectual.

“Es  necesario que El Salvador sea un país capaz de producir lo que necesita de forma sana y sostenible, teniendo como punto de partida que la alimentación es un derecho básico de toda la población”, expresó el Presidente de la República.

Las familias que formen parte de este plan del MAG realizarán la producción sin el uso excesivo de agroquímicos que afecten su salud y la de los consumidores de sus legumbres, hortalizas y granos básicos.

“El Programa de Agricultura Urbana es una alternativa necesaria e innovadora. Este concepto viene a impulsar las políticas sociales y de desarrollo de la municipalidad”, explicó el mandatario, al destacar que también se plantea ayudar a la reducción del costo de la canasta básica.

El apoyo a las familias para la producción agrícola también ayudará a mejorar la calidad y cantidad en la producción de alimentos, se generarán espacios de ocupación y obtención de ingresos para jóvenes, se crearán fuentes de ingreso y auto empleo y se apoyarán las políticas municipales y comunales para generar empleo, producir más alimentos y prevenir el riesgo social.

Este plan ha dado inicio con una fase piloto en Panchimalco donde las familias han sembrado y cultivado distintas especies y variedades vegetales, como hortalizas y legumbres, hierbas aromáticas, granos básicos, plantas medicinales, plantas ornamentales, producción de plantines, y realizado actividades relacionadas al cuido de los suelos y la prevención de plagas.

“Estamos avanzando hacia una sociedad que hace posible una relación de armonía entre los seres humanos y la naturaleza.  Estamos transformando a El Salvador”, dijo el mandatario.

San Salvador, 2 de septiembre de 2014.