Print Friendly

El presidente del Fondo Social para la Vivienda, Tomás Chévez, anunció hoy que como parte de las nuevas políticas de financiamiento creadas por la institución, el próximo 26 de enero se hará el lanzamiento oficial del programa Casa Joven, una iniciativa orientada a brindar oportunidades de crédito en la adquisición de viviendas a jóvenes de 18 a 25 años.

“Estamos convencidos que no hay una forma más efectiva que guiar, coordinar, e inducir a la juventud a que a temprana edad pueda invertir en un patrimonio familiar y ese patrimonio familiar sin duda alguna tiene que comenzar por tener una casa, por darle seguridad, techo a un familia”, dijo el funcionario en el programa Gobierno Informa transmitido este día por Televisión de El Salvador.

El programa se aplicará tanto a jóvenes que laboran en el sector formal como en el informal y el mismo ofrece un financiamiento que va desde el 95% al 97% del monto de la vivienda, con un plazo de hasta 30 años para cancelar el crédito.

“El joven paga un 3% de prima, eso implica que nosotros financiamos el 97% del valor de la vivienda y en el mayor de los casos el joven paga el 5%, que en ese caso el Fondo Social financia hasta el 95%”, explicó Chévez.

Agregó que las líneas de financiamiento aplican para vivienda nueva, usada, remodelación y ampliación, compra de lote y construcción de vivienda.

“Tenemos un abanico de opciones en los cuales están representados todos los sectores, en condiciones muy especiales, todo lo que es vivienda de interés social, todo ese programa está con el 6% de tasa de interés anual”, dijo el titular del FSV.

Chévez explicó además que los créditos que ofrece la institución van desde los $10 mil hasta los $125 mil, cifras que aplican para vivienda nueva y para vivienda usada.

“Ahora, si es vivienda recuperada, incluso se pueden determinar dependiendo la ubicación de los activos extraordinarios, pueden ser créditos todavía debajo de 10 mil dólares y eso lógicamente también lo estamos atendiendo porque es la manera de beneficiar a las familias de más bajos ingresos”, aseguró.

Otra de las ventajas que ofrece el programa Casa Joven se enfoca en los costos de inscripción, ya que si la vivienda no supera los $50 mil estos son asumidos por la institución.

“Si la vivienda es arriba de los 50 mil dólares sí hay que pagar los costos de inscripción en el CNR (Centro Nacional de Registro) y obviamente una cantidad muy pequeña de los que son gastos escriturales que no llega diríamos ni al 25% de lo que cobra el sistema financiero”, dijo el presidente del FSV.

Asimismo, los jóvenes cuyo salario no sea suficiente para aplicar a un financiamiento podrán hacerlo a través de ingresos colaterales con algún familiar, de tal forma que puedan incrementar el monto de los ingresos y de esa manera aumentar el valor del financiamiento.

San Salvador, 17 de enero de 2015.