Print Friendly
  • La política de seguridad impulsada por el Ejecutivo contempla no solo la represión del delito sino una fuerte apuesta por la prevención y reinserción para la consecución de un El Salvador con condiciones de paz social que allanen el camino del desarrollo inclusivo.

El combate a la criminalidad y la violencia impulsada desde el gobierno del presiente Salvador Sánchez Cerén registra pasos firmes en este 2015, gracias al decidido trabajo que impulsan instituciones como la Policía Nacional Civil (PNC) y la Fuerza Armada para rescatar los territorios asediados por la delincuencia y devolver la tranquilidad y convivencia armónica a las familias.

 

“Los salvadoreños pueden sentirse seguros que estamos controlando y reduciendo la inseguridad; la violencia está dando signos de comenzar a ceder, podemos decir con certeza que estamos controlando a la delincuencia, todos estos esfuerzos están encaminados a la prevención de violencia y a la recuperación de espacios públicos”, aseguró el ministro de Justicia y Seguridad, Benito Lara.

 

En este sentido, informó que en el combate frontal a la inseguridad se ha trabajado con información precisa para saber dónde y cuándo golpear con mayor eficacia, lo que ha permitido desarticular las cúpulas y distintas estructuras delincuenciales.

 

En este año se han efectuado 2,523 operativos de investigaciones en los que se han capturado a más de 33.000 personas; se han impactado a 315 grupos pandilleriles y  desarticulado 52 bandas delincuenciales incautándoles más 3,327 armas.

 

Además se han decomisado 2,859 kilos de diferentes tipos de drogas, valorados en $46.8 millones.

 

“Nunca se había golpeado tan duro a la delincuencia organizada como lo han hecho las instituciones de seguridad en este año, lo que ha permitido reducir los delitos patrimoniales en un porcentaje muy importante”, dijo el funcionario durante la presentación del Balance de gobierno 2015, realizado hoy en Casa Presidencial.

 

El titular de Justicia aseguró que el combate al crimen se ha fortalecido además equipando a los policías con más de 269 vehículos de diferentes tipos, 81 motocicletas, 6,500 chalecos antibalas, y varios millones de cartuchos de municiones.

 

Así también se ha incrementado el contingente policial en 600 nuevos agentes policiales.

 

De igual forma se está invirtiendo $5 millones en fortalecer la infraestructura penitenciaria y $2.9 millones en el programa Yo Cambio, que se implementa en 10 centros penitenciarios beneficiando a una población de 8.000 privados de libertad con programas de formación técnica y vocacional para que puedan integrarse con habilidades productivas a  la vida civil.

 

El funcionario destacó que se cuenta con un amplio respaldo social expresado en el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia, en este ámbito se tiene  ya en marcha los planes de prevención de la violencia en los 10 municipios priorizados en el Plan El Salvador Seguro, los cuales serán presentados esta tarde en Casa Presidencial.

“Estos planes son de carácter integral y han sido validados por el conjunto de fuerzas políticas sociales e internacionales que respaldan el Plan El Salvador Seguro”, dijo.

 

 

San Salvador, 7 de diciembre de 2015.