Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, presentó este día a la nación al Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia, que ayudará a impulsar los consensos necesarios para el buen desarrollo de la estrategia de seguridad pública.

“Esta iniciativa pretende reforzar la cohesión social, incrementar  la confianza entre la ciudadanía para la prevención de la violencia; e influir de forma positiva en la calidad y competencia de las instituciones para mejorar los sistemas de justicia y la aplicación de la ley”, expresó el jefe de Estado en la ceremonia de presentación.

Esta instancia es en esencia “un espacio de diálogo democrático para construir consensos y articular acciones entre el Estado y los sectores sociales” para “ejecutar intervenciones integrales que fortalezcan la seguridad ciudadana, reduzcan los niveles de violencia y frenen el crecimiento de la delincuencia en los territorios”, afirmó.

El Consejo está integrado por representantes del sector empresarial, iglesias, el sector municipal -a través de COMURES, partidos políticos, personas con capacidad y experiencia en el tema de seguridad, medios de comunicación, titulares o representantes de distintas carteras de Estado y la Fiscalía General de la República.

Además, cuenta con el apoyo de una Secretaría Técnica que integran el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea.

En el acto de presentación, el representante residente del PNUD, Roberto Valent, explicó que el Consejo  es “un mecanismo de asesoría para la coordinación e impulso de la acción colectiva en función de resolver la problemática de la inseguridad, la violencia y la criminalidad en el país”.

“Se propone desencadenar energías, activar voluntades, apoyar la identificación y acompañar la coordinación de acciones prioritarias y urgentes, orientadas a remover de forma sostenible y permanente las causas y los efectos de la violencia en las comunidades”, aseguró el representante del PNUD.

Añadió que “en particular, proporcionará insumos para enriquecer las políticas y planes nacionales de justicia, seguridad ciudadana y convivencia; propondrá acciones y soluciones que viabilicen su implementación; dará seguimiento a las políticas, emitirá opinión sobre su ejecución y contribuirá a identificar mecanismos de financiamiento de las políticas y de los planes”.

En el acto, el Presidente de la República firmó el Decreto Ejecutivo que da vida al Consejo, en el que se establece que es “una instancia amplia, plural y permanente, con autonomía para el cumplimiento de sus objetivos y atribuciones”.

Tiene “como objetivo central promover y facilitar el diálogo y la concertación alrededor de las políticas públicas relacionadas con la justicia, seguridad ciudadana y convivencia, procurando el logro y suscripción de acuerdos nacionales sostenibles”, establece el decreto.

Para su funcionamiento está integrado por la Secretaría Ejecutiva, que es asumida por la Secretaría de Gobernabilidad y Comunicaciones de la Presidencia con la función de presidir, convocar, coordinar y facilitar las sesiones del Consejo; la Secretaría Técnica, que  apoyará la interlocución entre los participantes, facilitará el diálogo y brindará la asistencia técnica especializada. Asimismo, cuenta con un mecanismo de articulación sectorial y territorial, mesas técnicas y los países amigos del proceso.

El Consejo es una apuesta del presidente Sánchez Cerén consciente de la importancia de que toda la sociedad salvadoreña debe ser partícipe de la solución a este problema que afecta desde hace años al país y es parte del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana, que dirige el propio mandatario  para afrontar el fenómeno de la inseguridad en El Salvador de una manera integral.

San Salvador, 29 de septiembre de 2014.