Print Friendly
  • Esta iniciativa, que da continuidad al Plan El Salvador Seguro, busca fortalecer la estrategia de seguridad que se impulsa en el país, específicamente en el combate al delito de la extorsión y de otros que de él derivan.

 

El gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén, adelantó hoy detalles del Plan Nacional Antiextorsión, que será lanzado próximamente, iniciativa que fortalecerá las medidas operativas implementadas por la Policía Nacional Civil (PNC) para combatir con más eficacia este delito.

 

El plan contempla tres componentes: el primero se refiere al incremento de la operatividad a través del reforzamiento del recurso humano y material a las unidades de la PNC que se encargan de la investigación de este delito, así como buscar más recursos económicos que permitan suministrarles las herramientas necesarias para hacer más efectivo su trabajo.

 

“Todos los bienes que se obtengan por los procesos de extinción a la delincuencia se destinarán para la Policía y para el Ministerio de Justicia, los vamos a orientar a reforzar a las unidades que investigan este delito, ya sean casas, ya sean vehículos, ya sea cualquier otro tipo de bien, lo vamos a destinar, a reforzar esas unidades”, dijo en Zacatecoluca el ministro de seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, durante el programa Gobernando con la Gente.

 

Manifestó que el segundo componente contempla reformas legales que tengan como objetivo darle más facultades a los fiscales e investigadores de la policía que llevan a cabo procesos de investigación relacionados a este delito, así como facilitar la participación de las víctimas, garantizando más  la confidencialidad y la reserva de su identidad.

 

El tercer componente estará enfocado a promover un trabajo más cercano con las víctimas, fomentando  la organización de las mismas, la cual es clave para la erradicación de este tipo de delitos.

 

Durante la presentación de los detalles del plan, el presidente Salvador Sánchez Cerén destacó la necesidad de fomentar también la convivencia y el empoderamiento de las comunidades para que los planes de seguridad ejecutados sean exitosos.

 

“Hay una disminución de los homicidios y de las extorsiones, y ahora vamos a trabajar por hacer una disminución o por terminar drásticamente con la extorsiones, con esa voluntad seguimos, partimos de una estrategia de medidas, planes y acciones que nos han demostrado que son correctos y vamos a seguir trabajando en esos lineamientos para llevarle al país paz y tranquilidad”, dijo el gobernante.

 

Estadísticas de la Policía Nacional Civil reflejan que el delito de extorsión tiene incidencia en todo el territorio nacional y afecta principalmente a los sectores del comercio y transporte, por lo que las medidas a implementar bajo esta iniciativa se centrarán, en un primer momento, en dichos rubros.

 

De acuerdo con datos del Gabinete de Seguridad, al tercer año de gestión del Presidente Sánchez Cerén en materia de seguridad se refleja una consolidación de la tendencia en la baja de homicidios y la reducción significativa de otros delitos como las extorsiones, robo y hurto de vehículos.

 

“Para este año en los primeros cuatro meses, comparándolo con el año pasado que tuvimos 783 casos (de extorsión), llevamos 396. Hemos reducido este año en los primeros cuatro meses el 49%, hemos mejorado”, dijo Ramírez Landaverde.

 

Aseguró que esta mejora se debe en primer lugar a una “gran operatividad de la Policía Nacional Civil, de la Fiscalía General de la República”, y de un trabajo muy integrado y coordinado entre todas las instituciones involucradas en la estrategia de seguridad, así como por los rigurosos controles que se tienen dentro del sistema penitenciario.

 

“El incremento de la operatividad este año es importantísimo, tenemos 759 delincuentes dedicados a extorsionar detenidos este año. Hemos tenido el 36% más de capturas que el año anterior. Hemos capturado a 20 estructuras criminales de las más grandes y peligrosas de todo el país”, explicó el ministro.

 

 

Zacatecoluca (La Paz), 27 de mayo, de 2017.