Print Friendly
  • Esta propuesta no constituye, bajo ninguna circunstancia, una ley de amnistía para los integrantes de las pandillas, ya que aquellos que hayan cometido algún ilícito serán castigados de acuerdo a la legislación penal vigente.

 

El gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén presentó a la Asamblea Legislativa el anteproyecto de Ley especial para prevención, rehabilitación y retiro de miembros de pandillas, uno de los pilares de la estrategia integral de seguridad, misma que también incluye la operatividad en el control y represión del delito.

 

“Esta ley  busca incidir en todas aquellas personas, aquellos jóvenes que están expuestos a la influencia de maras y pandillas, aquellos que pueden tomar la decisión de salirse”, aseguró el titular de justicia y seguridad, Benito Lara, tras entregar la propuesta en la Asamblea Legislativa.

 

Detalló que esta ley busca frenar el crecimiento de las pandillas a través de programas de educación formal e informal, generación de empleo, proyectos productivos y cultura de paz, que irán dirigidos a la población expuesta a la influencia de estos grupos criminales, principalmente niñas, niños, adolescentes y jóvenes.

 

El anteproyecto de ley plantea la creación de una institucionalidad para administrar su ejecución, la cual estará compuesta por una Comisión Interinstitucional, un Comité Técnico, una Secretaría y un Consejo Consultivo.

 

La Comisión Interinstitucional estaría conformada por el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, el Ministerio de Gobernación y Desarrollo Territorial, el Instituto Nacional de la Juventud, el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral de la Niñez y la Adolescencia y la Corporación de Municipalidades de la República de El Salvador.

 

El Consejo Consultivo, por su parte, estaría integrado por representantes de la empresa privada, organizaciones de la sociedad civil, iglesias, universidades y organizaciones de jóvenes.

 

El funcionario fue enfático en aclarar que no podrán acogerse a esta ley aquellas personas que hayan cometido delitos graves.

 

“El Estado no renuncia a hacer uso legítimo y proporcional de la fuerza, pero también ofrecemos a la juventud oportunidades para su propio desarrollo”, recalcó el ministro.

 

La presidenta de la Asamblea Legislativa, Lorena Peña, celebró la iniciativa del gobierno, subrayando el compromiso del órgano Legislativo en su estudio y eventual aprobación.

 

El anteproyecto de ley “es muy importante porque abre otras alternativas para aquellas personas que han cometido faltas, pero que aún no han cometido delitos y tienen una oportunidad de rehabilitarse, bajo compromisos claros, y reinsertarse a la sociedad”, sostuvo la diputada presidenta.

 

La presentación de la propuesta de ley fue realizada en el Palacio Legislativo, donde también estuvieron presentes el secretario de comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas; el comisionado presidencial de seguridad ciudadana y convivencia, Hato Hasbún; el secretario para asuntos legislativos y jurídicos, Rubén Alvarado; el director de la Policía Nacional Civil, Mauricio Ramírez Landaverde; y diputados de la Junta Directiva de la Asamblea Legislativa.
San Salvador, 26 de octubre de 2015.