Print Friendly
  • La propuesta plantea la creación de un sistema mixto que garantizará la viabilidad de la pensión mínima vitalicia de los cotizantes y reducirá el impacto en las finanzas públicas.

El gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén, a través del Ministerio de Hacienda, presentó a la Asamblea Legislativa una propuesta de reforma a la Ley del Sistema de Ahorro para Pensiones (Ley SAP) que busca garantizar el pago de pensiones dignas para los trabajadores cotizantes sin restar viabilidad a las finanzas públicas.

La presentación de la propuesta fue realizada en la sede del congreso y estuvo a cargo del ministro de hacienda, Carlos Cáceres, y el secretario técnico y de planificación de la Presidencia, Roberto Lorenzana.

Las reformas propuestas a la ley SAP están “orientadas a crear un sistema mixto que tiene por objeto promover la equidad en los beneficios, en la inclusión social, al ampliar la población cubierta por el sistema, disminuir el impacto en las finanzas públicas y garantizar los recursos para el pago de las pensiones en un marco de sostenibilidad financiera y viabilidad fiscal en el mediano y largo plazo”, explicó el titular de hacienda.

El funcionario señaló que la privatización del sistema de pensiones que entró en marcha en 1998 ha generado un desequilibrio en las finanzas públicas al tener que asumir el Estado compromisos cuyo financiamiento no se consideró en aquel entonces.

Dentro de estos compromisos se refirió al pago de las pensiones de los jubilados en el sistema anterior (que funcionaba como un sistema de reparto) y de los beneficios otorgados a los primeros jubilados del sistema privado para mejorar el monto de sus pensiones (mediante decretos legislativos).

“A partir del año 2001, los costos de transición del sistema previsional han sido solventados mediante deuda pública, en particular debido a que la reforma al sistema previsional (que entró en vigencia en 1998) no fue acompañada en ese entonces por una reforma fiscal que permitiera financiarlos integralmente”, dijo el ministro Cáceres.

Añadió que de acuerdo al diagnóstico del sistema, este enfrenta un déficit que ronda los $24.000 millones, cuya carga recaerá sobre las trasferencias corrientes que haga el Ministerio de Hacienda.

“El sistema previsional mixto que se proponen constituye una reforma estructural que busca responder a los desafíos señalados, conservando las principales características de los sistemas privados y creando un pilar de sistema de reparto”, afirmó el funcionario.

Indicó que esta reforma garantiza a los afiliados y pensionados del sistema público de pensiones (anterior) y a los del sistema privado que mantendrán sus derechos adquiridos.

“No experimentarán ningún cambio en los beneficios que se encuentran percibiendo actualmente”, señaló.

Indicó que los requisitos actuales para acceder a una pensión no cambian: la edad de jubilación se mantendrá en 55 años para las mujeres y 60 para los hombres, al igual que el tiempo de cotización en el sistema, que se mantendrá en 25 años.

Aseguró además que el régimen de reparto que forma parte del sistema mixto propuesto, “establece prestaciones definidas basado en la solidaridad intergeneracional”.

Formarán parte de este régimen aquellos trabajadores del sector público y el sector privado cuyos sueldos sean menores a dos salarios mínimos del sector comercio y servicios.

De igual forma, para aquellos trabajadores cuyos ingresos sean superiores a dos salarios mínimos se mantendrá el sistema de capitalización individual a través de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

 

“La tasa de cotización del 13% también se mantienen sin variación, salvo que en este caso si el trabajador devenga hasta dos salarios mínimos, destinará sus aportes únicamente al régimen de reparto mientras que si devenga un salario mayor destinará al pilar de capitalización los aportes correspondientes al exceso de los dos salarios mínimos”, explicó el ministro.

La propuesta también contempla el cobro de una comisión por administración de 1% para el régimen de reparto, mientras que para el régimen de capitalización se propone una reducción en la comisión por administración y seguro de las AFP del 2.2% al 1.9%.

 

San Salvador, 24 de febrero de 2016.