Print Friendly
  • El Consejo Nacional del Salario Mínimo, conformado por el Gobierno, el sector privado y el sector laboral, analizará las propuestas de los diferentes sectores para definir un monto de aumento que se hará efectivo en 2016. La posición de esta administración es que no sea menor del 10%.

 

Garantizar un salario mínimo justo, equilibrado y acorde a las necesidades de las familias salvadoreñas es una de las principales preocupaciones de la administración del presidente Salvador Sánchez Cerén, por ello presentará en los próximos días al Consejo Nacional de Salario Mínimo una propuesta de incremento.

Esta instancia,  conformada por el Gobierno, el sector privado y el sector laboral, acordó recibir distintas propuestas para definir el incremento al salario mínimo que debe ser aplicado en 2016.

Así lo informó esta mañana el secretario Técnico y de Planificación, Roberto Lorenzana, en la entrevista El Salvador Ahora, espacio en el que aseguró que el gobierno considera que tal aumento no debe ser de menos del 10%.

“La posición del gobierno es que sí se debe revisar y sí debe haber un incremento al salario mínimo y justamente por eso el Ministerio de Trabajo llevará una propuesta concreta; se va a tratar de que haya un acuerdo para resolver las necesidades de los trabajadores, y esperamos por supuesto que en esta haya madurez tanto del sector laboral como del sector  privado”, dijo.

Agregó que dicho incremento, además de beneficiar a las familias salvadoreñas,  será un estímulo para el desarrollo económico, ya que dinamizará la  economía porque la población tendrá más posibilidades de consumo, mayor capacidad de compra y, por lo tanto, habrá mayor demanda de productos.

“También el sector privado debe de estar consciente que puede ser una palanca para el crecimiento en términos generales, no se trata de incrementar los salarios a niveles inmanejables que haga incosteable para el sector privado el incremento del salario, pero si creemos que ha llegado el momento de hacer una valoración lo más justo posible para hacer este incremento”, dijo.

El funcionario también se refirió a la necesidad de promover una homologación del salario mínimo en todos los sectores productivos, los cuales presentan una tarifa diferente según el rubro.

“Creemos que hay que valorar si se pueden ir unificando estos salarios, porque hay salarios para la industria, para el comercio, para las zonas rurales, para la zafra, para la industria de la construcción, para la maquila. Yo creo que deberíamos tratar de unificar lo más que se pueda, aunque no fuera un solo salario mínimo, pero reducir lo más que se pueda la dispersión”, manifestó el también jefe del Gabinete Económico.

 

San Salvador, 23 de noviembre de 2015.