Print Friendly

La viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, informó hoy que el Gobierno prioriza la búsqueda de soluciones para resolver la problemática de los niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados que viajan a Estados Unidos.

De acuerdo con la viceministra, se han realizado distintas reuniones con el gobierno de Estados Unidos, y los de Guatemala y Honduras, para garantizar y apoyar el debido proceso a estos niños y niñas que buscan la reunificación familiar, lo que han identificado como el principal factor de su migración.

“Es el sueño de estar juntos lo que fundamentalmente ha movido a estas familias a tomar la decisión de poner en manos de personas desconocidas a sus hijos y tomar este altísimo riesgo; realmente los papás que tienen años de haberse ido y que no han visto a sus hijos sueñan con reunirse con ellos”, dijo la funcionaria.

Magarín informó que el proceso de reunificación se ha alargado debido a la cantidad de niños que han llegado, ya que estos deben ser llevados ante un juez de migración que es quien determinará si son elegibles o no para quedarse en Estados Unidos.

Aseguró además que el personal consular está haciendo lo posible para acelerar dicho proceso.

“Justamente es un tema de mucha importancia para el gobierno de El Salvador, el presidente (Salvador Sánchez Cerén) nos ha pedido darle extrema prioridad y estamos trabajando en una fuerza interinstitucional para darle respuesta a un eventual retorno de los niños y niñas a El Salvador”, dijo la funcionaria.

Magarín explicó que desde el personal consular se están atendiendo a los niños y niñas que arriban a la frontera de Estados Unidos en lo que respecta a sus necesidades básicas inmediatas, como conectarlos con sus familias, documentarlos, identificarlos como salvadoreños y hacer gestiones locales inmediatas para la atención médica, la alimentación y las condiciones de alojamiento.

Asimismo, informó que cuentan con un centro de llamadas para proporcionar información sobre los niños que viven en los albergues; los números habilitados son el 1-888-3011-130 para llamar a Estados Unidos y el 1-800-7476-117 para México. También se puede llamar a la Dirección de Gestión Humanitaria de la Cancillería marcando el 2231-2930.