Print Friendly

El gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén realiza una inédita y profunda reestructuración del sistema penitenciario para evitar que se sigan ordenando crímenes desde el interior de las cárceles y ofrecer también más oportunidades de reinserción a la población privada de libertad.

El mandato presidencial fue claro: convertirlo en un sistema “seguro y ordenado”, expresó hoy el director general de Centros Penales, Rodil Hernández, en la entrevista El Salvador Ahora.

“Este día desde las 5 de la mañana se están trasladando 100 reos peligrosos del centro penal de Quezaltepeque que se están llevando para (el penal de San Francisco) Gotera; y sacando 100 privados de libertad menos peligrosos de Gotera para llevarlos a Quezaltepeque.”, expresó el funcionario al informar sobre la continuidad de estas acciones a favor de la seguridad.

El objetivo de estos movimientos es claro: “Romper la estructura de mando, las líneas de transmisión de órdenes que puedan tener aquellos que tienen mayor peso dentro de estos grupos delincuenciales, sobre aquellos que son los operativos, que están ahí manejando, haciendo las cosas directamente, también hacia afuera de los centros penales”, informó Hernández.

Sobre los movimientos que se realizan este día Hernández explicó que  buscan “concentrar en Izalco y en Gotera aquellos reos que son más peligrosos, que son líderes de estructuras criminales, para poder ejercer y concentrar ahí todo nuestro accionar, o la mayor parte de nuestro accionar, para garantizar que esta gente esté  debidamente controlada y no siga afectando a la sociedad”.

Los traslados, que según las estadísticas de Centros Penales totalizan 2.339 hasta este día, incluyen el movimiento de reos muy peligrosos, líderes de las pandillas, al centro penal de máxima seguridad en Zacatecoluca, recinto que está catalogado como el más seguro en Centroamérica.

“Hemos trasladado a personas muy peligrosas del país al centro penal de máxima seguridad, están aislados completamente de las otras estructuras pandilleriles, hemos hecho una profunda reestructuración dentro de los centros penales”, afirmó el director sobre estos movimientos.

 

San Salvador, 28 de abril de 2015.