Print Friendly

El gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén sigue abierto a discutir y consensuar la propuesta de contribución especial para financiar la seguridad presentada a la Asamblea Legislativa, aseguró el secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas.

“Nuestra disposición es discutir ese tema, nuestra propuesta no es una propuesta cerrada, estamos flexibles a poder encontrar los mejores argumentos, los mejores mecanismos” para financiar la seguridad, sostuvo el funcionario en el programa El Salvador Ahora, transmitido por Televisión de El Salvador y Radio Nacional.

Indicó que la propuesta presentada por el Ejecutivo no establece un gravamen a productos básicos para la población; más bien, señaló que se ha propuesto una contribución derivada de uso de la telefonía, un servicio que calificó de “accesorio”.

“Cada quien de acuerdo a su condición económica decide hasta cuánto gasta en telefonía”, puntualizó el vocero de la Presidencia.

“Hemos escogido la ruta de un gravamen a la telefonía porque es lo que hemos distinguido que no afecta lo vital (…) Nosotros no proponemos gravar la canasta básica de alimentos, no proponemos tocar el IVA (Impuesto al Valor Agregado)  para financiar la seguridad”, añadió.

Agregó además que el gobierno tampoco ha planteado una amplia reforma tributaria que genere nerviosismo para la productividad del país.

El funcionario también informó que las empresas telefónicas han mostrado una negativa ante el acuerdo de la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET) para disminuir las tarifas de telefonía en un promedio de 13%, reducción que contribuiría a compensar los efectos de la contribución especial para la seguridad.

Señaló que las telefónicas “no han argumentado razones por las cuales fundamenten su negativa”.

Recalcó que el acuerdo de la SIGET está debidamente fundamentado por lo cual, indicó, “este gobierno va a defender los intereses de la gente para bajar esas tarifas”.

San Salvador, 29 de septiembre de 2015.