Print Friendly

El gobierno de la República sigue firme en el proyecto de ampliación del Aeropuerto Internacional de El Salvador “Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez” y garantizará las obras necesarias para mantener la inversión privada en el sector aeronáutico, aseguró el secretario Técnico y de Planificación, Roberto Lorenzana.

Entrevistado en el programa El Salvador Ahora, transmitido por Televisión de El Salvador y Radio Nacional, el funcionario explicó que el Ejecutivo ha decidido echar a andar dicho proyecto por cuenta propia y no a través de un asocio público privado, como se previó en la pasada administración gubernamental.

En ese sentido, aseguró que el apoyo técnico que el gobierno de Estados Unidos brindaba a este proyecto –apoyo que se dio por finalizado recientemente– estaba enmarcado en el seguimiento a un posible diseño de un asocio público privado para impulsar la ampliación de la terminal aérea.

“Consideramos que no era conveniente el asocio público privado. El estudio que se hizo de asocio público privado en el aeropuerto decía que el inversionista iba a invertir $125 millones y se quedaba con la administración del aeropuerto durante 25 años, y el aeropuerto tiene en este momento una rentabilidad neta, una utilidad neta de $40 millones al año”, señaló el secretario.

“No era beneficioso para el Estado y por eso es que decidimos optar por un camino de financiar la ampliación”, añadió.

Aseguró que ya se ejecutan obras en la terminal aérea financiadas con $70 millones producto de una colocación de títulos realizada por la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), que servirán de base para la ampliación.

Destacó además que en este proceso juega un papel fundamental el apoyo de las empresas del sector aeronáutico, como Aeroman y Avianca, empresa que ha instalado un centro de conexiones en el país y  con la cual el gobierno firmó recientemente un convenio de entendimiento para fomentar la inversión.

“Avianca tiene su base de operaciones en El Salvador y desde aquí está moviendo más o menos un millón de pasajeros, que no vienen a El Salvador sino vuelan a otros destinos y eso le da una gran operatividad a al aeropuerto, le da más valor agregado, más actividad económica”, dijo el funcionario.
San Salvador, 12 de octubre de 2015.