Print Friendly

 

El Gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén  no ha decidido aplicar un nuevo impuesto para financiar los programas de seguridad, sino que se encuentra a la espera de la resolución definitiva de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, para determinar la forma en que serán financiadas las estrategias creadas para combatir el flagelo de la violencia.

Así lo manifestó el Secretario de Comunicaciones, Eugenio Chicas, quien aseguró que el presidente, como máxima autoridad del Ejecutivo, no ha girado ninguna instrucción para que se implemente una nueva tarifa tributaria a la población.

“El Presidente (Sánchez Cerén) ha emitido opinión de que su gobierno no prepara en este momento ninguna iniciativa en materia tributaria, porque este gobierno  esperará la resolución de la Sala de lo Constitucional”, dijo Chicas en declaraciones brindadas luego de la conferencia de prensa del Gabinete de Sustentabilidad ambiental y Vulnerabilidad, que tuvo lugar este día en  Casa Presidencial.

La Sala de lo Constitucional admitió una demanda que prohíbe al gobierno el uso de $900 millones, 100 de los cuales estaban destinados a programas de seguridad como equipamiento de la Policía Nacional Civil.

El Secretario agregó que de ser contemplado un nuevo impuesto, la iniciativa deberá consultarse y analizarse en el seno del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC), que es la “instancia pertinente para considerar el financiamiento de las estrategias y políticas de seguridad”.

 

“Queda en manos del CNSCC el valorar la pertinencia de una propuesta de esa naturaleza que sería estudiada en ese escenario por el Ejecutivo, pero por el momento no hay ninguna iniciativa de implementar impuesto”, reiteró.

 

Manifestó que el presidente ha hecho un llamado a la reflexión de la Sala de lo Constitucional para que en sus resoluciones  tomen en cuenta el contexto del país,  ya que sentencias como el congelamiento de los $900 millones golpean a la población no solo en materia de seguridad sino social.

 

En sus declaraciones, el vocero del gobierno lamentó el asesinato de dos elementos de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES), ocurrido ayer en San Salvador, y aseguró que el gobierno trabajará incansablemente para que ningún crimen quede en la impunidad.

“Ha habido una respuesta enérgica y muy estructurada del ejército y la policía de investigar este tipo de hechos que no van a quedar en la impunidad (…) Esos grupos (criminales) han decidido declarar la guerra a la población y obviamente las fuerzas de seguridad pública responderán a esas acciones”, precisó.

.

 

San Salvador, 22 de junio de 2015.