Print Friendly
  • El portavoz de la Presidencia señaló que la medida cautelar emitida por la Sala, que inhabilita la Ley de Probidad mientras se estudia su constitucionalidad, podría generar un vacío legal.

El gobierno actuará, como siempre lo ha hecho, conforme al respeto de la institucionalidad y la independencia de poderes en el proceso que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia ha abierto sobre la Ley de Probidad, sancionada por el presidente Salvador Sánchez Cerén.

“En nuestro país funciona la institucionalidad y por lo tanto nuestro gobierno es respetuoso de esa institucionalidad, el presidente Salvador Sánchez Cerén siempre se ha caracterizado por el apego a este tipo de resoluciones judiciales vamos a esperar en este caso”, aseguró el portavoz de la Presidencia, Eugenio Chicas.

El funcionario también se refirió a la medida cautelar emitida por la Sala de lo Constitucional tras admitir un recurso de inconstitucionalidad sobre dicha ley, con la cual se inhabilita su aplicación.

“Lo que hay que ver son los alcances (de este medida) respecto a que si al inhabilitar este cuerpo de ley habilita la anterior o si estamos ante una situación de vacío”, advirtió el vocero del gobierno.

“Debemos de estar atentos a cuáles sean los términos de la resolución definitiva, porque en este caso, al haber una resolución definitiva, la Sala fijará los parámetros que utilice el legislador para determinar el nuevo cuerpo de ley”, sostuvo.

El secretario reiteró que el gobierno está comprometido con la transparencia y la probidad de sus funcionarios.

“El presidente de la república ha sido muy incisivo en este tema, en la necesidad de hacer el ejercicio del gobierno de manera muy transparente, que haya vigilancia sobre el funcionariado público, en el sentido de que las cosas se hagan conforme a derecho, que los recursos públicos se utilicen como debe de ser”, aseguró el vocero presidencial.

San Salvador, 13 de enero de 2016.