Print Friendly

El canciller de la República, Hugo Martínez, aseguró hoy que el gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén mantiene un intenso trabajo para resolver la crisis humanitaria que generó el repunte de niñas, niños y adolescentes que viajan sin acompañantes y de manera irregular a Estados Unidos.

“Hemos tenido un abordaje oportuno y adecuado de la problemática y además lo hemos hecho en coordinación con las diferentes instancias del gobierno que, según la ley, están encargadas de proteger a los niños y niñas en el territorio nacional, pero también fuera del territorio nacional”, dijo el funcionario durante un enlace telefónico con el programa especial de la Presidencia de la República.

“A este momento, nosotros seguimos trabajando con las autoridades de los Estados Unidos”, abogando para que se les garanticen condiciones dignas a los niños y niñas, se les siga el debido proceso y se logre la reunificación familiar, expresó el canciller Martínez.

Explicó que hasta este día y tras el repunte de los casos, “ningún niño y niña no acompañado ha sido retornado al país, porque efectivamente se está siguiendo el proceso, las entrevistas, deben acudir a un juez migratorio antes de decidir si son elegibles o no para permanecer en los Estados Unidos”.

El Canciller recordó que esta semana el gobierno inició una campaña para concientizar a la población del riesgo de enviar solos a las niñas, niños y adolescentes a tan peligroso viaje, acción que forma parte de “un plan mucho más integral que las autoridades salvadoreñas hemos coordinado con las diferentes instancias que tienen que ver con la protección al menor”, como es el caso del ISNA, el CONNA, entre otros.

También destacó que “el primer país en reaccionar de manera inmediata” tras la crisis “fue El Salvador” al enviar a la viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, a la frontera sur de los Estados Unidos.

“No habían pasado ni siquiera dos días después que se dio el repunte de la migración de niños y niñas no acompañados, cuando ya Liduvina, la viceminsitra, estaba presente allá en la frontera sur de los Estados Unidos”, expresó el canciller.

Asimismo, dijo que otro de los esfuerzos es la reunión que el próximo viernes sostendrán los presidentes y cancilleres de El Salvador, Guatemala y Honduras con el mandatario estadounidense, Barack Obama, para tratar asuntos relacionados a esta problemática.

“Esta reunión es para ver la situación en una perspectiva integral y de largo plazo. Es decir, queremos discutir con el presidente Obama, no solamente las medidas coyunturales que ya estamos tomando, sino también las medidas estructurales, que significan invertir en las comunidades de origen de la población migrante para generar más oportunidades y para generar más seguridad a nuestra gente en las comunidades de origen”, afirmó.

Añadió que se espera que a partir de este encuentro haya “un incremento en los programas de cooperación de los Estados Unidos para el Triángulo Norte (de Centroamérica) y particularmente para El Salvador”.

El canciller Martínez enfatizó que el gobierno también está “reforzando la vigilancia fronteriza, endureciendo las penas contra los traficantes de personas y estamos adecuando instalaciones y grupos de psicólogos y doctores para que puedan recibir a las familias que vienen retornadas”.

San Salvador, 19 de julio de 2014.